— ÉDGAR LEAL
9 de septiembre de 2013 / 01:02 p.m.

Con su melodiosa voz, presencia y simpatía, Alex Ubago hizo vibrar a los regiomontanos la noche del pasado sábado.

El marco perfecto fue el Auditorio Cumbres, donde el español se entregó por completo a su público, a quien no le importó las inclemencias del clima para ver a su ídolo de cerca.

Alex Ubago apareció en el escenario cuando el reloj marcó las 22:05 horas, arrancando los gritos ensordecedores de los presentes, quienes no dejaban de ovacionarlo.

“Mi gente de Monterrey, es un placer, una dicha disfrutar de estos momentos con ustedes. A donde voy siempre comento que en la Ciudad de las Montañas hay un público encantador. Gracias por estar aquí con su servidor, pasaremos una velada de ensueño”, comentó el intérprete.

El cantautor de 32 años comenzó el espectáculo con el tema “Nunca dejé de creer”, con el que lució los acordes de su guitarra, le siguió “Sabes”, “Destinados”, “Calle ilusión”, “Estar contigo”, “Amarrado a ti”, “Mientras tú me quieras”, nuevo sencillo que se desprende de su nueva producción discográfica “Mentiras sinceras”.

La interacción con el público regio era cada vez que terminaba una canción, pues el intérprete se mostró muy dinámico al contar anécdotas y vivencias de su vida.

De esta manera, Alex Ubago continuó el concierto interpretando “Me arrepiento”, “Dueños de este mundo”, “Cuanto antes”, “Viajar contigo”, “Ella vive en mí”, “A gritos de esperanza”, tema que el público cantó a una sola voz.

“Qué hermosa noche. Sin duda un concierto tan especial”, indicó.

A medida que fue pasando la presentación, las fanáticas tomaron más confianza, pues no dejaron de gritarle piropos como “chiquitito”, “estás bien bueno”, “papacito”, “qué guapo estas”, hasta “quiero un hijo tuyo”, provocando sonrojar al artista.

La primera de dos despedidas de Alex Ubago fue con las melodías “Para aprenderte”, “Siempre en mi mente” y “Qué pides tú”.

La última despedida se llegó, interpretado con el corazón en la mano las melodías “Sin miedo a nada”, tema esperando por sus seguidores pues desde el inicio se la solicitaban, y “No me dejes afuera”.

“Monterrey, nos vemos a la próxima. Agradezco de todo corazón que hayan estado con su servidor sin importar que la lluvia azotó en la ciudad, ya ven ni cuenta nos dimos de los truenos por estar conviviendo”, concluyó.