20 de junio de 2013 / 04:15 p.m.

Mercedes y Pirelli responden a las acusaciones en una audiencia frente a un tribunal disciplinario en París, convocado por la Federación Internacional de Automovilismo (FIA). Los abogados y jueces hojearon y revisaron atentamente las gruesas carpetas de evidencia mientras debatían si el equipo alemán podría haberse beneficiado de la prueba de llantas de 1.000 kilómetros (620 millas) con Pirelli en mayo en Barcelona. Las reglas de la F1 prohíben el uso de vehículos de uso en temporada para realizar pruebas en pista.

Básicamente, la FIA argumentó que las pruebas ofrecen una ventaja a Mercedes que las otras escuderías no tuvieron. Mercedes, en respuesta, señaló que en realidad brindó un servicio a toda la F1 porque al ofrecer su vehículo y pilotos para la prueba ayuda a Pirelli a fabricar neumáticos más seguros.

Presentando el caso por la FIA, el abogado Mark Howard dijo que Pirelli probó una gran variedad de neumáticos, organizó las pruebas y pagó para usar el circuito de Barcelona. Pero el vehículo 2013 de Mercedes, actualmente conducido por los pilotos Nico Rosberg y Lewis Hamilton, fue usado y esto representó una ventaja para la escudería alemana, argumentó Howard. Las pruebas habrían ofrecido a Mercedes información potencialmente valiosa sobre sus autos y su fiabilidad, dijo.

"Ellos han podido hacer algo que los otros equipos no hicieron", dijo. "Al probar el auto de Mercedes durante tres días, el auto 2013, con los pilotos actuales y los ingenieros actuales, se podría decir que Mercedes ha obtenido una ventaja injusta".

Por su parte, el abogado de Mercedes, Paul Harris, insistió que el equipo alemán no tuvo ninguna ventaja porque no supo qué llantas probó Pirelli en sus vehículos. Agregó que estas fueron simple y sencillamente pruebas de Pirelli.

"Ellos lo hicieron todo, estuvieron a cargo de todo".

La FIA indicó que el fallo del tribunal "será publicado lo más pronto posible después de la audiencia".

AP