18 de agosto de 2013 / 11:19 p.m.

El Real Madrid consiguió un sufrido triunfo de 2-1 sobre el Real Betis, en el inicio de la temporada 2013-2014 de la Liga de España, en lo que también fue el primer choque oficial del estratega italiano Carlo Ancelotti.

Frente a un Betis que planeó un gran partido, Isco pudo solucionar los diversos problemas del equipo blanco, que a pesar de efectuar una gran pretemporada invicta, todavía deberá entender lo que desea en el campo el nuevo cuerpo técnico.

Mientras el Barcelona se dio un festín de goles ante Levante 7-0, parecía que el Real Madrid tendría de igual manera una presentación goleadora ante su afición en el Santiago Bernabéu, pero de nuevo los equipos andaluces se le complican demasiado.

Los béticos sorprendieron a los blancos, en particular el congolés Cedric Mabwati, quien fue un dolor de cabeza para los anfitriones. Al minuto 14, la visita se puso 1-0, cuando el jugador africano desbordó de buena manera, se quitó a Sergio Ramos y sirvió a Jorge Molina, quien empujó la pelota en el fondo de las redes.

El Real Madrid tardó en despertar, aunque intentó tocar de buena manera el balón, el ímpetu del Betis, se apreció más y estuvo más cerca del segundo tanto, pero el portero Diego López, quien recibió el voto de confianza de Ancelotti, por encima de Iker Casillas, respondió bien.

Apareció uno de los nuevos refuerzos merengues, Isco Alarcón que filtró el balón para el atacante francés Karim Benzema, quien de zurda disparó para vencer al portero danés Stephan Andersen y colocar el 1-1, a los 26 minutos.

Los verdiblancos no se intimidaron con la igualada, continuaron ofensivos, antes del descanso, el poste salvó a los locales ante el cabezazo del jugador nigeriano Emmanuel Igiebor.

En la segunda parte, con la obligación de ganar, el Real Madrid adelantó líneas y el Betis apostó al contragolpe, el portugués Cristiano Ronaldo estuvo cerca de anotar, pero su remate lo estrelló en el poste.

Ronaldo apareció más a los 67 minutos, en pase filtrado no pudo superar a Andersen, quien poco a poco comenzó a ser la figura del partido. Después "CR7" quiso el gol en un tiro libre, pero de nuevo el danés le negó el festejo.

Con el argentino Angel Di María ya en el campo, los madridistas, fueron más incisivos, el propio pampero estuvo cerca del gol pasados los 70 minutos, pero su disparo salió por un costado, para fortuna del Betis.

Después de tanto insistir, el Real Madrid se encontró con el ansiado gol, anotado por Isco, quien recibió una asistencia del brasileño Marcelo para decretar el 2-1, sufrido al minuto 86, para sumar las primeras tres unidades del torneo, en la "era Ancelotti" y en el partido 200 de Ronaldo, como madridista.

NOTIMEX