2 de noviembre de 2013 / 02:48 p.m.

Con la firme idea de triunfar, mantener la buena racha lograda y por fin meterse a zona de calificación, Tigres recibe esta noche al tercer lugar del campeonato, León, en la cancha del Volcán en punto de las 19:00. Han sido semanas de trabajo intenso y lucha incesante por entrar en los primeros ocho lugares de la clasificación, y si hoy Tigres logra la victoria y se combina con una derrota o empate del Querétaro ante América, por fin lo lograrían.

Los felinos llegan a este penúltimo compromiso del torneo con una seguidilla de buenos resultados pues de los últimos nueve puntos disputados a rescatado siete, registrando dos triunfos consecutivos en casa, algo que se le había complicado a lo largo del certamen.

Sin duda el rival de esa noche será de lo más complicado que ha enfrentado en el torneo el equipo de Ricardo Ferretti e incluso a amenazó su estratega Gustavo Matosas en qué vendrá al Universitario a proponer y sin temor buscar los tres puntos.

En ese aspecto los ofensivo felinos, particularmente los cuatro que juegan cerca del área rival, tendrán que aprovechar esos espacios que podría dejar la zaga Esmeralda, incluso deeso está consciente el goleador felino Alan Pulido quien en la semana lo declaró.

"Esto nos va ayudar a que haya más espacios, depende como el partido se dé, esto ayuda a generar mas espacios. Esto como delanteros nos puede facilitar más (que haya espacios), dijo el pasado jueves.

Por su parte, Guido Pizarro argumentó que si Tigres no logra el triunfo hoy ante los verdes, de nada habrán servido los dos triunfos y el empate de los últimos tres partidos, pues prácticamente no ganarle a los Esmeraldas eliminaría a los felinos de la liguilla.

Los de Guanajuato llegan con la duda de utilizar o no a sus catro seleccionados que tuvieron participación a media semana en el duelo amistoso ante Finlandia.

Carlos Peña, Luis Montes, Rafael Márquez y Edwin Hernández son duda para arrancar hoy y si hay una nos le diferencia cuando están en el terreno de juego.

Jorge Torres Nilo se perdió el duelo ante Tijuana por lesión en la pierna izquierda, pero ya estaría de vuelta y será importante su participación para evitar que elementos como Darío Burbano y Eisner Loboa puedan desbordar por su banda y envíen centros al área para Mauro Boselli o Matías Britos.

La prueba dura será para el cuadro bajo auriazul pues los delanteros de los Panzas Verdes son peligrosos, rápidos y contundentes lo que convierte al León en un verdadero parámetro para saber que tan real es el fútbol de Tigres para poder calificar.

De esta manera, los Tigres de Ricardo Ferretti se juegan prácticamente el torneo en 90 minutos pues un triunfo los acercaría muchísimo a la fiesta grande pero una derrota, incluso un empate los despediría virtualmente de la posibilidad de entrar a la liguilla.

DIEGO ARMANDO MEDINA