23 de enero de 2013 / 01:58 a.m.

Chilpancingo de los Bravo • El gobernador Ángel Aguirre Rivero sostuvo que el hecho de que Cochoapa el Grande y Metlatonoc ya no estén ubicados entre los más pobres del país, de ninguna manera puede considerarse como producto de la casualidad.

A pocas horas de que entrara en vigor La Cruzada contra el Hambre impulsada por el gobierno federal, Aguirre Rivero se dijo parcialmente satisfecho porque los municipios de Guerrero ya no están en los niveles más bajos de desarrollo humano.

Destacó que el Coneval, órgano que realiza las mediciones de pobreza extrema y marginación en el país ya no tiene a Guerrero entre los municipios más rezagados.

“Es justo mencionar que hoy entre los diez municipios más pobres ya no aparece Guerrero; ya no está Metlatónoc, Cochoapa el Grande ni Malinaltepec”, los tres ubicados en la parte alta de la Montaña, vecinos de territorio y habitados por población indígena.

Agregó: “Hoy de acuerdo a los indicadores nacionales, hay municipios más pobres en Oaxaca, Chiapas y hasta en Veracruz”.

Indicó que este avance en las mediciones es consecuencia de la aplicación de programas impulsados por su administración, como Transformemos nuestro entorno, además de la aplicación de recursos canalizados al mejoramiento de pisos, techos, la habilitación de estufas y la introducción de servicios como drenaje y agua potable.

También mencionó el esfuerzo que se realiza en apertura de caminos y rehabilitación de carreteras, ya que al facilitar la comunicación entre las poblaciones se genera desarrollo.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN