20 de noviembre de 2013 / 10:00 a.m.

No lograron ser mayoría pero los mexicanos demostraron su fidelidad al tricolor aun recorriendo miles de kilómetros para presenciar el momento en el que la selección mexicana se convirtiera en uno de los últimos invitados a Brasil 2014.El contingente más grande, unos 100 tricolores, se reunió en la taquería Viva México, ubicada en el centro de Wellington y desde ahí emprendieron la caminata de unos 40 minutos para entrar al Westpac Stadium, el estadio donde juega el único equipo profesional del país, el Phoenix de la Liga A Australiana.

Muchos hicieron el viaje desde el DF, Atizapán, Guadalajara, Culiacán, Monterrey o Campeche, pero como ya es costumbre un basto grupo viajó desde Estados Unidos, sobre todo aprovechando que la escala más cercana en el continente es Los Ángeles.También aparecieron muchos mexicanos que radican en Australia, una colonia numerosa está en Sydney y trajeron con ellos a chilenos, uruguayos, argentinos y otros latinoamericanos que extrañan un partido así.

A final de cuentas, el hecho de que menos de 50 mexicanos vivan en Wellington pesó poco porque los que llegaron al estadio estuvieron en las filas de adelante, ya que los lugares temporales que se habilitaron fueron ocupados por ellos y al menos, la selección tuvo banderas de México y paisanos para festejar.

CARLOS CONTRERAS LEGASPI