12 de enero de 2013 / 06:20 p.m.

Ciudad de México  La Asociación de Estudiantes Mexicanos de la Universidad de Harvard (HUMA, por sus siglas en inglés) descartó ayer oponerse a la “estancia académica” del ex presidente Felipe Calderón en la institución.

La asociación, que reúne a 166 estudiantes, profesores e investigadores mexicanos de la universidad y reconocida por la institución académica, aclaró que tampoco manifestaría su apoyo expreso a la participación de Calderón.

“Somos una organización apolítica, así que nuestra postura oficial es mantenernos ajenos a este debate que está surgiendo, por lo que no hemos realizado acciones ni para apoyar ni para manifestarnos contra el ex presidente Calderón”, dijo Guillermo Lerdo de Tejada Servitje, presidente de HUMA.

Lerdo de Tejada aclaró que aunque cada uno de los mexicanos adscritos a Harvard mantiene su opinión independiente respecto de la participación de Calderón, decidieron como asociación mantenerse al margen del debate.

“Las peticiones que han iniciado diversas personas contra la participación de Calderón en Harvard constituyen un punto de vista muy válido, que se respeta, pero también entendemos que hay otras personas en México y Estados Unidos que no comparten ese punto de vista”, explicó.

Lerdo de Tejada aseguró que HUMA no tiene noticias de manifestaciones colectivas de apoyo o rechazo a Calderón dentro de Harvard.

Destacó solamente algunas muestras de solidaridad individual a Calderón, quien cursó una maestría en políticas públicas en Harvard, de parte de algunos profesores.

A título individual, opinó que la presencia de Calderón dentro de la universidad dará la oportunidad a académicos y estudiantes de establecer un diálogo con él en torno a sus políticas públicas en un ambiente de respeto a todas las ideologías.

Las posturas adversas a la participación de Calderón en Harvard han sido registradas fuera del ámbito de la universidad, en especial a través de las redes sociales, para solicitar que se cancele su participación.

DIVIDEN OPINIONES

El PRD en el Senado señaló que las reacciones que se han generado por la invitación de Harvard al ex presidente Felipe Calderón son por el “daño inmenso” que causó al país, mientras que PAN y PRI se dijeron respetuosos de la decisión de la institución.

Entrevistados por separado, los vicecoordinadores de las tres fuerzas mayoritarias en la cámara alta opinaron sobre el tema.

La perredista Dolores Padierna lanzó una fuerte crítica al ex mandatario mexicano y destacó que su partido está más concentrado en convencer a la gente que el neoliberalismo es el que afecta al país.

“Calderón ya quedó en el basurero de la historia y es calificado por la sociedad por el daño inmenso que hizo a México, son reacciones de la sociedad misma a un personaje que dejó en un nivel de degradación a nuestro país”.

En tanto, José Rosas Aispuro, del PAN, dijo que es decisión de Harvard si lo invitó como académico, y consideró que así “reconocen que su experiencia puede ser muy importante para fortalecer los conocimientos para quienes estudian en esa universidad”.

Asimismo, el priista Arturo Zamora declaró que Calderón tiene libertad de profesión. “Es evidente que tanto el propio ex presidente como la universidad coinciden en objetivos, y en ese sentido no tengo mayor opinión, porque es un tema que tiene que ver con el ejercicio de libertad de profesión que tiene Calderón”.

“MALA IMAGEN”

El Movimiento Ciudadano en la Cámara de Diputados aseguró que la incorporación del ex presidente a Harvard dará una “mala imagen a la institución”.

En conferencia de prensa, el líder de la bancada, Ricardo Monreal, y su vicecoordinador, Ricardo Mejía, calificaron de “burla” las aportaciones que pudiera dar el ex mandatario al colegio, e ironizaron: “Me parece que es una burla que ahora vaya a Harvard. ¿De qué va hablar? ¿De ingobernabilidad, inseguridad, corrupción, criminología, medicina forense?”.

Además, aseguraron que el costo de su seguridad por parte de efectivos del Estado Mayor Presidencial aumentará, por lo que será un gasto excesivo para los mexicanos. “Se lleva toda una unidad que va a vivir allá en una casa, con armas y viáticos especiales, todos pagados con los impuestos del pueblo de México”.

Más tarde, el secretario general del PRD, Alejandro Sánchez Camacho, dijo que no deben descartarse protestas o reclamos contra Calderón, aunque señaló que su partido se abstendrá de hacer llamados para mostrar inconformidad hacia el ex mandatario.

“No dudamos que aunque no va a estar frente a grupo, seguramente estará en la presentación de conferencias y participará en mesas redondas. Percibo que va a ser oportunidad, cuando él se presenté ahí, que va tener fuertes cuestionamientos y hasta protestas, y ahora sí ya no va a haber vallas de tres metros que lo protejan, tampoco va a estar la Policía Federal, el Ejército o la Marina haciendo cercos de seguridad”, señaló.

PRIMER INVITADO

El ex presidente comenzará a partir del 28 de enero su participación en Harvard, como el primer investigador invitado del programa Angelopoulos de líderes públicos globales, adscrito a la Escuela Kennedy de administración pública de la universidad.

Durante su participación de un año, el ex presidente realizará proyectos de investigación e impartirá talleres y conferencias, aunque no se contempla que dé clases en forma directa.

“Discriminatorios”, los que critican: PAN

La secretaria general del PAN, Cecilia Romero, aseguró que si Felipe Calderón es increpado durante su estancia en Harvard, el ex presidente “tendrá los arrestos” para expresar su convicción de que hizo lo que debía durante su gobierno.

Sobre las peticiones presentadas para que la universidad reconsidere la incorporación de Calderón Hinojosa refirió: “Que hagan lo que quieran, quienes están haciendo esto no entienden lo que es el campus universitario. Son intolerantes, discriminatorios y muy poco universitarios”.

A través del portal change.org se publicaron dos solicitudes de firmas contra la incorporación del mandatario a la universidad, una formulada por John Randolph, ex agente de la Patrulla Fronteriza, y la otra por el mexicano Eduardo Cortés Rivadeneyra, quien consideró que Calderón no es digno del nombramiento.

En entrevista, Romero señaló que en caso de que se registré algún tipo de protesta contra el ex mandatario, serán las propias autoridades universitarias las que tendrán que atender ese asunto.

Asimismo, consideró que en la comunidad universitaria habrá interés y formas de intercambiar opiniones y puntos de vista con el ex mandatario.

— REDACCIÓN