4 de octubre de 2013 / 07:45 p.m.

Ciudad de México.- El gobierno mexicano confirmó su compromiso con el respeto a los derechos humanos de los migrantes, independientemente de su estatus migratorio.

De igual forma, mediante el subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la cancillería, Juan Manuel Gómez Robledo Verduzco, ratificó su convicción de que sin el componente de los derechos humanos estarán incompletas las políticas y programas que se diseñen para atender los retos que plantea la migración.

Gómez Robledo Verduzco expuso que el diseño y la ejecución de esas políticas no pueden obviar el tratamiento especial y diferenciado que merecen los grupos mayormente expuestos a situaciones de alta vulnerabilidad dentro de los flujos migratorios. "Me refiero a las mujeres, adolescentes, niñas y niños migrantes".

El funcionario presidió este viernes una mesa redonda como parte de las actividades celebradas en el marco del II Diálogo de Alto Nivel sobre Migración Internacional y Desarrollo, en la sede de la Organización de Naciones Unidas (ONU), de manera conjunta con Anne C. Richard, asistente del secretario de Estado para Población, Refugiados y Migración de Estados Unidos.

El subsecretario destacó que como país que vive intensamente el fenómeno migratorio "y en congruencia con la posición que promovemos en la materia" el gobierno mexicano ha fortalecido y ampliado las acciones de protección, no sólo para los connacionales en el exterior, sino también las dirigidas a asegurar la protección de los derechos de los migrantes que transitan por territorio mexicano.

Remarcó que el de los derechos humanos es uno de los temas más controvertidos sobre migración internacional, pero advirtió que el esfuerzo conjunto de gobiernos, organismos internacionales y el activismo de la sociedad civil se ha traducido en el reconocimiento de que el goce de dichos derechos es inherente a la persona, independientemente de su situación o estatus migratorio.

En su intervención Navi Pillay,a alta comisionada para los Derechos Humanos, mencionó que ante la falta de oportunidades de migración regular en muchas ocasiones los migrantes recurren a canales irregulares, incluyendo los usados por contrabandistas y traficantes.

Pillay agregó que las barreras a la migración regular generan vulnerabilidad a la extorsión, la violencia, la discriminación y otras violaciones de derechos humanos.

En el marco del II Diálogo de Alto Nivel los Estados Miembros de la ONU adoptaron la Declaración sobre Migración Internacional y Desarrollo, un acuerdo impulsado por México que incluye aportaciones importantes a la agenda internacional sobre la materia.

La cancillería informó, en un comunicado, que México considera que el II Diálogo de Alto Nivel, que culmina este viernes, dará orientación política a los trabajos del organismo internacional en materia de migración internacional.

También retroalimentará los debates en el Foro Mundial de Migración y Desarrollo con miras a encontrar respuestas equilibradas en beneficio de todos los países involucrados, particularmente de los migrantes y sus familias.

NOTIMEX