23 de febrero de 2015 / 11:23 p.m.

México.- El canciller mexicano José Antonio Meade anunció el lunes que enviará una nota diplomática al Vaticano por supuestos comentarios del papa Francisco sobre el riesgo de una "mexicanización" de Argentina ante el incremento del narcotráfico en su país natal.

 

"Manifestamos tristeza y preocupación respecto de los comunicados que se hicieran, refiriéndose a una carta privada del papa Francisco", dijo el jefe de la diplomacia mexicana y refirió que ya se había reunido con el nuncio apostólico en México, Christophe Pierre, para comentarle sobre la nota diplomática que enviarán.

En una presunta carta privada enviada el sábado al legislador de Buenos Aires, Gustavo Vera, el pontífice le habría dicho que "ojalá estemos a tiempo de evitar la mexicanización. Estuve hablando con algunos obispos mexicanos y la cosa es de terror".

Hasta ahora The Associated Press no había podido confirmar la autenticidad de la misiva.

El portavoz del Vaticano, el reverendo Federico Lombardi, se negó a confirmar o negar la veracidad de la carta, de conformidad con su práctica de no comentar o confirmar las llamadas iniciativas personales o pastoral de Francisco. En el pasado, el Vaticano ha declinado confirmar o negar estas iniciativas.

Desde hace años, diversas zonas de México se han visto afectadas por la violencia del narcotráfico y carteles mexicanos de las drogas han extendido sus operaciones a otros países del hemisferio así como a otros continentes.

La Iglesia católica argentina ha advertido en los últimos años sobre el agravamiento de la problemática del tráfico de drogas en el país.

Bergoglio y Vera mantienen una relación fluida desde la época en que el religioso era arzobispo de Buenos Aires. Al comentar la carta, Vera dijo el lunes al canal argentino Todo Noticias que Bergoglio "quiere muchísimo al pueblo mexicano", pero mostró su preocupación por que el país sudamericano no termine emulando "el proceso de guerra civil no declarada entre carteles".

La violencia asociada al tráfico de drogas ha ido en aumento en los últimos años en el país austral por el ajuste de cuentas entre integrantes de bandas de narcotraficantes enfrentadas en las grandes ciudades del país.

FOTO: Especial

AP