11 de febrero de 2013 / 11:46 p.m.

El volante argentino de América, Rubens Sambueza, afirmó que en el futbol mexicano, así como hay árbitros con los que se puede hablar, hay otros que son prepotentes y muy revolucionados, tal y como sucedió el pasado sábado en el juego ante Xolos.

En dicho encuentro, el elemento sudamericano se ganó la tarjeta roja tras recibir dos amonestaciones, la primera de ellas cuando apenas se iba a cumplir el primer minuto de juego.

"Cuando uno quiere irle a hablar a veces son un poco prepotentes, no todos, porque hay muy buenos árbitros, pero también deben entender al jugador y que te amenacen, te quieren sacar la segunda amarilla no se les puede ni hablar, me sentí perjudicado", dijo.

Manifestó que de la misma forma en que se critica, cuando un futbolista tiene una falla en su labor, se debe hacer lo mismo cuando alguien del cuerpo arbitral, no hace bien su tarea.

"Creo que así como nos equivocamos, a veces tiene que juzgar a los árbitros que se equivocan y el sábado creo que se equivocÓ bastante", dijo.

Desde su perspectiva, la primera tarjeta amarilla que recibió fue muy precipitada, aunado a que el rival también le propinó un golpe y no aplicó el mismo criterio.

"Me parece que estoy en desacuerdo con el árbitro, en la amarilla que sacó muy rápido, sabíamos que sería un partido muy intenso y en la primera falta que cometo me saca una amarilla, muy desesperado, me amonestó a mi cuando el otro jugador me pegó unos manotazos", dijo.

Entrevistado en las afueras de las instalaciones de Coapa, Sambueza explicó que "esa amarilla no me dejó tranquilo, me tuve que cuidar, en una jugada en la que quiero ir a marcar y me freno, lo termino chocando, me sacan la segunda amarilla y me echan".

"Me parece que los partidos son intensos, jugabamos ganar y pasarlos a ellos (en la Tabla General), pero me parece que se apuró mucho en sacar las amarillas", externó.

Finalmente, Sambueza comentó que al parecer el cuadro de las Aguilas apelará ante la Comisión Disciplinaria esta situación, en espera de que se le quite la sanción y pueda ser tomado en cuenta para el juego del sábado ante Toluca.

"Ricardo creo que iba a apelar, hoy se debe hacer, pero estoy tranquilo porque en ningún momento fuí mal intencionado", aseguró.

Notimex