18 de junio de 2013 / 09:19 p.m.

Aunque fue parte del equipo de Brasil que perdió la final del torneo de futbol de los Juegos Olímpicos Londres 2012, el delantero Givanildo Vieira "Hulk" descartó que el partido de este miércoles ante México sea una revancha.

"Como lo dije, perdimos la final cuando había mucha confianza en ganar esa medalla inédita, pero no es revancha. Lo que queremos ahora es ganar y clasificar a la segunda ronda de la Copa Confederaciones 2013", atajó.

En conferencia de prensa en el hotel de concentración del cuadro local, el atacante recordó que ese revés en suelo londinense significó un duro golpe para él y el equipo.

"Fue una gran tristeza en Londres, en los Juegos Olímpicos. En la final con México nosotros fuimos un gran equipo que mostró grandes cualidades, desafortunadamente no podemos ganar esa medalla, la selección que vamos a enfrentar mañana (miércoles) tiene mucha calidad", afirmó.

Indicó que espera a un cuadro de la Confederación Norte, Centroamérica y el Caribe de Futbol (Concacaf) con una actitud de atacar, debido a que está obligado a ganar para mantener esperanzas.

"No vi el partido de México, pero pienso que México irá al ataque porque necesita el triunfo, se abrirá y esperamos a un México muy fuerte que buscará la victoria", estableció.

En este sentido, consideró que de cara a este cotejo, él es quien tiene "más experiencia, pude enfrentar dos veces a México, ahora jugamos contra la principal y seguramente será muy difícil, esperemos hacer un gran partido".

Consideró que será muy importante que sean "claros en lo que queremos hacer, concentrados en lo que vamos a enfrentar, atacar de la misma forma como defendemos y mantener de nivel de juego que mostramos".

Finalmente, afirmó que aún cuando de las elevadas temperaturas que se sentirán durante el partido, el equipo está preparado, sin importar que la mayoría de los jugadores de Brasil ya no están acostumbrados a estas condiciones.

"Estamos listos para enfrentar más allá de que las condiciones del clima no son a la que estamos acostumbrados, porque aquí hace mucho calor y muchos de los que jugamos en Europa tenemos temperaturas más bajas", concluyó.

Notimex