NOTIMEX
3 de agosto de 2013 / 04:49 p.m.

Ciudad de México • La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) detectó 77 mil 321 metros cúbicos de madera aserrada de pino infestada con una plaga de escarabajos en Altamira, Tamaulipas.

Por esta razón y como medida sanitaria decidió regresarla a Uruguay, país de origen.

Personal de la Procuraduría en la entidad llevó a cabo una inspección a la embarcación sudamericana, donde se observó que la materia prima forestal contenía corteza en la que albergaba los insectos dañinos para los ecosistemas del país.

Los funcionarios de la Profepa colectaron muestras de los insectos en la madera asegurada, para ser enviadas a los laboratorios de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), donde se determinó el origen y condición de la plaga.

Además se giró la orden para formalizar el procedimiento y determinar las responsabilidades que de este acto deriven a quien resulte responsable.

La embarcación sudamericana incumplió las disposiciones oficiales de la Norma Oficial Mexicana NOM-016-Semarnat-2013, que regula sanitariamente la importación de material forestal maderable.

De esta manera, la depedencia subrayó que actuó de manera oportuna para impedir el ingreso de madera infectada al país, situación que pondría en riesgo la salud de los ecosistemas forestales e implicaría pérdidas importantes.