26 de julio de 2013 / 10:57 p.m.

 

Acapulco • Luego de anunciar el inicio de actividades de la organización civil "Laica Internacional" y su creación como Organización No Gubernamental, el líder de la masonería a nivel nacional y continental, Manuel Jiménez Guzmán, sostuvo que en México se socializó la pobreza.

En conferencia de prensa, Jiménez Guzmán, recordó que a nivel nacional México ha tenido dolorosas experiencias históricas de cómo la religión ha sido utilizada como arma política y citó los casos de los cristeros que desorejaron a maestros, de los sinarquistas que quemaron libros de texto y se opusieron al reparto agrario.

"Por eso nuestra respuesta enérgica porque (consideramos que) ya se agotó el sistema económico mexicano. El resultado es que se privatizó la riqueza y hay una brutal concentración de la riqueza en pocas familias y en pocas manos".

Declaró que también se socializó la pobreza, en esa desigualdad social "donde la única libertad es la de morirse de hambre, no puede haber democracia y laicidad en un país de desigualdades económicas-sociales y sobre todo de falta de oportunidades para las nuevas generaciones", señaló el líder masónico.

En seguida refirió a que un país democrático no puede haber cerca de 70 millones de personas pobres, y donde anualmente la pobreza ha crecido en 3.5 millones de desempleados.

"Cómo puede haber democracia frente a la criminalidad, la zozobra en centenares de comunidades, cómo puede haber democracia donde no se ha abatido el analfabetismo, como puede haber democracia si de cada diez niños que inician en preescolar uno termina la licenciatura", dijo ante representantes de la masonería en México.

También cuestionó que no puede haber democracia en un país con 7 millones de ninis, jóvenes que ni estudian ni trabajan, reprochó.

En ese contexto dijo que el objetivo de Laica Internacional es hacer que el concepto de laicidad pase de la élite política al ciudadano.

"Si cada ciudadano sabe la relación de laicidad y su relación con la paz, la democracia, los derechos humanos, y la libertad, podría decidir aplicar la laicidad a su vida cotidiana a partir de que conozca las cualidades de la misma", indicó Manuel Jiménez.

Antes en la mañana realizaron un acto en el monumento al gran soberano de la masonería el benemérito Benito Juárez García, junto al malecón ubicado cerca del Zócalo del puerto de Acapulco.

JAVIER TRUJILLO/ CORRESPONSAL