24 de diciembre de 2013 / 08:01 p.m.

Tras un camino eliminatorio lleno de sufrimiento y en el que debió acudir hasta la instancia del repechaje, la selección de México participará en su decimoquinta Copa del Mundo en Brasil 2014, donde buscará por primera vez llegar a cuartos de final fuera de casa.

La selección mexicana es el quinto país con más participaciones en este tipo de torneos, con 14, en las cuales no ha tenido grandes participaciones, a excepción de las dos en que fue anfitrión.

El andar de este equipo en mundiales comenzó en Uruguay 1930, al que asistió por invitación y con pobres resultados. En su debut fue goleado 4-1 por Francia, partido en el que Juan Carreño pasó a la historia al marcar el primer gol del Tri en este tipo de competencias.

Sus dos siguientes encuentros tampoco fueron buenos para ellos, pues cayeron derrotados 3-0 por su similar de Chile y 6-3 por parte de Argentina para despedirse del certamen.

Tras ausentarse de Italia 1934 y Francia 1938, el combinado mexicano regresó para Brasil 1950, pero con poca suerte, pues más allá de que el profesionalismo en México ya estaba consolidado y en la selección había gente como Antonio Carbajal y Horacio Casarín, nada pudieron hacer en el duelo inaugural ante los anfitriones, que golearon 4-0.

Dos derrotas secundaron su debut, ante Yugoslavia por marcador de 4-1 y 2-1 frente a Suiza, resultados que terminaron con sus aspiraciones de acceder a la siguiente ronda.

La historia se repitió en Suiza 1954, en la que no sumaron ningún punto, con derrotas 5-0 frente a Brasil y 3-2 contra Francia; ante los galos, Tomás Balcázar, abuelo de Javier Hernández, marcó un gol, algo que el "Chicharito" lograría repetir casi 60 años después ante "Les Bleus" en Sudáfrica.

Suecia 1958 representó un gran avance para el balompié mexicano, porque más allá de que siguió sin conseguir su primera victoria, sí sumó su primer punto al empatar 1-1 con Gales, con gol de Jaime Belmonte. Lo malo fueron las sendas derrotas con Suecia y Hungría.

Fue en Chile 62 cuando finalmente lograron su primer triunfo en una Copa del Mundo, 3-1 sobre Checoslovaquia con goles de Isidoro Díaz, Alfredo del Águila y Héctor Hernández, sin embargo, eso no sirvió para seguir con vida, ya que previamente habían perdido 2-0 con Brasil y 1-0 ante España.

Las expectativas eran grandes para Inglaterra 1966 con gente como Enrique Borja y un Salvador Reyes que ya iba de salida, y aumentaron con el 1-1 inicial ante Francia, sin embargo, la derrota con los de casa y el 0-0 con Uruguay terminaron con sus sueños.

Su primera actuación decorosa se dio en 1970, cuando fungió como país organizador, en el cual no solo pasó invicto la primera ronda tras empatar con la Unión Soviética y superar a El Salvador y a Bélgica, sino que pudo calificar a los cuartos de final.

Su ilusión por avanzar a semifinales terminó en la ciudad de Toluca, donde enfrentó a su similar de Italia; aunque se adelantó con tanto de José González, autogol de Javier Guzmán, Gigi Riva en dos ocasiones y Gianni Rivera le dieron la vuelta para terminar 4-1 y con el sueño mexicano.

Argentina 1978 fue una verdadera pesadilla, ya que las expectativas eran muchas con una generación considerada "dorada" que encabezaba Hugo Sánchez, no obstante, la decepción fue más grande al perder sus tres juegos, ante Túnez (3-1), Alemania (6-0) y Polonia (3-1), para así ocupar el último sitio de la clasificación.

La Copa del Mundo regresó a México en 1986 y el Tri volvió a cuartos de final tras superar la primera ronda con triunfos sobre Bélgica e Irak, así como un empate con Paraguay; en "octavos", con un espectacular gol de media tijera de Manuel Negrete y otro más de Raúl Servín, venció a Bulgaria.

Igualada ya su mejor actuación el reto era llegar a semifinales, solo que en su camino se interpuso Alemania, que en partido celebrado en Monterrey y definido en penales tras empatar sin goles luego de 120 minutos se impuso tras las fallas de Fernando Quirarte y Raúl Servín y la certeza del cuadro teutón.

Luego del escándalo de los "cachirules", pasaron ocho años para que México volviera a esta competencia, en Estados Unidos, al que llegó el Tri con muchas expectativas luego de su actuación en la Copa América Ecuador 1993, pero el resultado fue el mismo.

Tras perder en su debut ante Noruega, el equipo comandado por Miguel Mejía Barón venció 2-1 a la República de Irlanda y sacó el empate 1-1 con Italia para avanzar a octavos de final.

En esas instancias se vieron las caras con Bulgaria, partido que será recordado por la negativa de Mejía Barón por hacer cambios y en el cual cayeron otra vez en penales por la fallas de Alberto García Aspe, Jorge Rodríguez y Marcelino Bernal.

A Francia 1998 no llegaba con grandes expectativas, no solo porque cambió de técnico a falta de siete meses, sino porque en su etapa de preparación tuvieron derrotas escandalosas, sin embargo, lograron levantar para llegar en condiciones aceptables a la competencia.

La principal característica de este equipo fue el gran corazón que tuvieron para levantarse de marcadores adversos, algo que hizo ante Corea del Sur, al que venció 3-1, así como empates con Bélgica y Holanda, con los que perdía por diferencia de dos para terminar 2-2.

Su gran figura fue Luis Hernández, que en octavos de final adelantó por primera vez al Tri en el marcador sobre Alemania, escuadra que aprovechó las fallas en la zaga mexicana para darle la vuelta y vencerlo 2-1 con tantos de Juergen Klinsmann y Oliver Bierhoff.

El camino a Corea-Japón 2002 fue muy sufrido, pero se logró con Javier Aguirre en el timón y una vez más una decorosa actuación en primera ronda, con triunfos sobre Croacia, Ecuador y empate con Italia con una soberbia anotación de Jared Borgetti a pase de Cuauhtémoc Blanco.

La fase de octavos de final, sin embargo, fue otra vez su tope, solo que esta vez fue más dolorosa que las anteriores al caer 2-0 con su acérrimo rival de la Concacaf, Estados Unidos, partido que será recordado por los errores en los cambios del "Vasco" Aguirre, en especial la salida de Ramón Morales por Luis Hernández.

A Alemania 2006 se llegó "caminando", tal y como lo predijo el entonces técnico del equipo, el argentino Ricardo La Volpe, pero la primera fase no fue tan sencilla con triunfo sobre Irán, empate con Angola y derrota ante Portugal, lo que lo hizo verse las caras con Argentina en "octavos".

Un gol de Rafael Márquez hizo que la ilusión naciera, pero Hernán Crespo logró la paridad y un espectacular disparo de Maxi Rodríguez, ya en tiempo extra, le dieron el triunfo a Argentina y una nueva eliminación al Tri.

Cuatro años después, México llegó a Sudáfrica 2010 con Javier Aguirre como "bombero", y una vez más hicieron una primera ronda aceptable con empate ante el cuadro local en el partido inaugural, triunfo 2-0 sobre Francia y derrota por la mínima con Uruguay.

En su camino se volvió a cruzar la "Albiceleste", que los derrotó 3-1, con un gol en fuera de lugar, y donde una vez más el manejo de Aguirre en su alineación le volvió a cobrar factura.

Así, en la que será su decimoquinta aparición mundialista y luego de una eliminatoria sufrida, México y Miguel Herrera en el timón tratarán de hacer historia y llegar al anhelado quinto partido por primera vez fuera de casa.

NOTIMEX