31 de diciembre de 2013 / 04:04 p.m.

El optimismo compulsivo que destila en cada palabra suele transmitir la confianza que muchas veces falta cuando se habla del progreso de México en un Mundial de futbol. Con la mente plena en la selección mexicana, Miguel Herrera asegura de manera determinante que la selección trascenderá en Brasil 2014, porque desde ahora advierte que los rivales deben estar preocupados por su equipo.

El Piojo no tiene reparo en hablar de su ambición por la mejora constante, el amor por los detalles y la convicción que hay en que al Tricolor se le respeta por los destellos que ha dado a nivel mundial.

"Ellos deben estar muy preocupados, nosotros estamos atentos", dice al ser cuestionado sobre si Camerún, Brasil y Croacia, deben lamentarse por haberse cruzado en el camino de su conjunto.

Tras un respiro, prosigue: "Ya oímos a Felipao, a Parreira decir que México es un equipo complicado, siempre que nos toca jugar; ya se va a hacer un clásico que México y Brasil se enfrenten en los torneos importantes, ellos tendrán el apoyo de un país, pero lo bueno es que no nos tocó de inicio".

El Piojo insiste en que "no creo que vean a México como el rival débil, quizá no se pasó de la manera en la que queríamos, pero nadie ve a México como un rival fácil, es el momento de hacer crecer a los muchachos y que sepan que estamos a la altura de cualquier selección del mundo".

El 2013 tiene sus horas contadas, Miguel ya dejó atrás el excitante sabor de la victoria que aún degusta, tras ponerse el traje de bombero y conseguir el boleto al Mundial con el Tri (que tuvo un camino tortuoso), y al haber salido campeón con el América en una de las Finales más cardiacas del futbol mexicano. Si bien no coronó la labor en el Apertura, ese sinsabor no le impide afirmar que estos 12 meses han sido los mejores de su trayectoria.

"Sin duda ha sido el mejor año de mi carrera, pude darle un título al América, con el mérito de los muchachos, porque fueron ellos los que jugaron, conseguimos ir a Brasil y por eso se llega al cargo (de entrenador del Tri). Aunque no pudimos ponerle la cereza al pastel y eso nos dolió, porque nos hubiera gustado regalarle esa alegría a nuestra gente".

Ahora viene lo más importante, el premio que todo entrenador anhela: dirigir un Mundial. Para Herrera no se resume en la simple presencia del cuadro azteca en tierras puramente futboleras, quiere trascender.

"No es ir a competir, es ir a trascender, eso lo tiene claro el grupo, y es lo que todos queremos y vamos a buscar".

La clave será "jugar con dinámica, determinación y carácter, queremos trabajar mucho en la mentalidad, que se va a competir de igual a igual. La labor del entrenador es que el jugador se comprometa con tu idea y que se case con ella, y con eso se obtengan los resultados deseados".

¿Ya hablaste con los mexicanos que juegan en Europa?"A todos les hablé, con los tres que me contestaron platiqué, y con los tres que no lo hicieron les dejé mensajes, no tenía por qué hacerlo, pero me gusta comprometerme con la gente, que además venían siendo constantes en el equipo, y que además tienen jerarquía porque están jugando en Europa, pero también les dije que si no tienen minutos jugados no se les puede llamar; no le prometo nada a nadie, con la gente que venga y que esté comprometida voy a ser congruente con lo que digo, voy a platicar con ellos, vamos a viajar a Europa para platicar cara a cara con ellos, pero tampoco se les garantiza que los voy a traer y que van a ser la base del equipo, la base del equipo, en mi cabeza, está vislumbrada con una idea, todos ellos entran en esos 23, si vienen comprometidos y si tienen minutos, si están a la par de los que están en México".

¿Te has acercado a Carlos Vela?"Con Carlos Vela vamos a hablar cara a cara para ver qué nos dice, y si él tiene ese compromiso que le veo semana a semana con la Real Sociedad, por supuesto que es un jugador que marca diferencia".

Dicen que jugar con línea de cinco un Mundial suele tener sus riesgos."Puedo modificar, pero que no se olviden que Argentina ganó en México con una línea de cinco, que una línea de cinco complica a las líneas de cuatro, no estamos casados con un sistema que no tenga variación, al contrario, nuestro sistema tiene variación y con los hombres que pensamos tener dentro de los 23, vamos a intentar cambiar si necesitamos hacerlo dentro de la marcha, con los hombres que tengamos en el terreno no haciendo un cambio".

Algunos jugadores que militan en las Ligas europeas son un imán para la taquilla, ¿los convocarías por ese hecho?"La mercadotecnia la hace la selección, ésa es la que se vende, no vendes la imagen de un jugador, sino la de selección mexicana, y hoy en día yo no llamo a un jugador porque tenga imán de taquilla, llamo a un jugador porque funcione y porque rinda en la cancha, esa va a ser mi idea y con esa congruencia me voy a morir".

¿Qué tipo de rivales vas a pedir en tu preparación rumbo a Brasil?"Hemos pedido rivales buenos y que semejen a los que vamos a enfrentarnos, de nada nos sirve traer un equipo como Finlandia, que algún día era un equipo muy importante con gente muy grandota, si no vamos a enfrentarlos. Si nos tocara jugar contra Inglaterra a lo mejor traeríamos a un rival que nos tirara centros, pero Inglaterra ya no es así".

El Piojo Herrera es un soñador con carácter de hierro, ha gozado y sufrido con el futbol, nada de calla y todo lo afronta en su conocido estilo; el 2013, que está por terminar, fue su mejor año, pero el 2014 quiere que sea simplemente incomparable.

MINELLI ATAYDE