6 de junio de 2013 / 10:32 p.m.

El éxito o fracaso de México en la Copa Confederaciones será directamente proporcional a la eficacia goleadora de su delantero Javier Hernández.

"Chicharito" Hernández es el único goleador confiable del que ha sido un anémico ataque mexicano en los últimos meses, y es improbable que el panorama cambie mucho en la Confederaciones que comienza el 15 de junio en Brasil.

Hernández suma 32 goles en 47 partidos con la selección, y lleva cinco dianas en las eliminatorias mundialistas.

"Es un jugador que lucha todas las pelotas, tiene el don de no dar una pelota por perdida, las pelea todas, pero su mayor don es que parece meterlas todas", dijo el entrenador José Manuel De la Torre. "Es un muchacho muy fuerte".

En el hexagonal final de la CONCACAF, México tiene dos empates sin goles ante Jamaica y Estados Unidos, un empate 2-2 a domicilio con Honduras, con dos goles de Hernández, y un triunfo el martes 1-0 ante Jamaica, con tanto de Aldo de Nigris.

Esa fue la primera victoria de México en un partido oficial en el que Hernández no haya anotado desde un 2-0 ante Costa Rica en la tercera fecha de la fase de grupos de la eliminatoria.

"Aquí no importa quién lo haga o quién no lo haga", dijo De la Torre. "El chiste es que funcione bien el equipo y que el resultado sea favorable, haga quien haga los goles".

Las razones de la "Chicharodependencia" son varias.

Oribe Peralta, quien fue figura en los Juegos Olímpicos de Londres con cuatro goles en seis encuentros, le sigue con dos tantos marcados en las eliminatorias, pero está lesionado y se perderá el torneo.

"Oribe es un jugador muy importante, pero yo siempre he dicho que ningún jugador es indispensable, hay jugadores con gran capacidad que lo pueden hacer de muy buena manera", dijo el volante Héctor Herrera.

Uno de esos jugadores podría ser De Nigris, un delantero recién transferido a Chivas que también ha estado lesionado y apenas parece ir retomando nivel.

"Como delantero tienes que aparecer en los momentos importantes y no desperdiciar las oportunidades que se presentan, me falta ser más contundente", reconoció De Nigris, quien suma nueve goles en 23 partidos con la selección mexicana.

Después de Hernández, el mejor goleador mexicano de la actualidad es Carlos Vela, pero el delantero de la Real Sociedad no ha podido resolver diferencias con el entrenador José Manuel De la Torre y no jugará en la Confederaciones.

Vela anotó 14 goles esta temporada con la Real Sociedad, la tercera mejor marca de la historia para un mexicano en la liga española, sólo superado por Luis García y Hugo Sánchez.

Ante esos problemas con sus delanteros, el entrenador De la Torre se ha visto forzado a probar sin éxito con los veteranos Omar Bravo, Rafael Márquez Lugo y Miguel Sabah pero no ha encontrado alguien que ayude a quitarle presión a Hernández.

Mientras eso sucede, los goles mexicanos en Confederaciones dependerán del "Chicharito".