Notimex 
28 de noviembre de 2013 / 12:08 a.m.

México.- El premio Nobel de Química, Mario Molina Pasquel aseguró que México empieza a pagar los costos del cambio climático debido a que en su territorio se registran lluvias y huracanes con mayor intensidad.

El experto dijo que los fenómenos de ese tipo se están registrando en todos los continentes, y está muy claro por la enorme cantidad de lluvia que cae en algunas regiones del planeta y por las sequías que se registran en otros lugares.

Al participar a la Expo-foro de energías renovables hacia la transición energética, realizada en San Lázaro, refirió que expertos están de acuerdo en que los fenómenos meteorológicas extremos y el aumento en emisión de bióxido de carbono están relacionados.

Advirtió que el cambio de temperatura está provocando el derretimiento de glaciares y el Ártico; otros eventos extremos que se están presentando en el planeta son inundaciones perniciosas, y "no hay que ir muy lejos, sucedió en septiembre en Guerrero y en otras partes del país".

Molina comentó que hechos de ese tipo están sucediendo en todos los continentes, y meteoros como el huracán Sandy -que azotó Nueva York en 2012- son provocados por el cambio climático.

"Lo que sí está comprobado es que los fenómenos naturales sí están aumentando de potencia. Si están conectados con el cambio climático, porque su intensidad va en aumento y preocupa qué pueda pasar hacia el fin de siglo y México es muy vulnerable", sostuvo.

Por ello, aseveró que es necesario avanzar en el uso de energía renovable, entre ellas la solar, la nuclear, así como la captura y almacenamiento geológico de CO2 (dióxido de carbono), pero hacerlo de manera gradual, porque el impacto económico sería considerable.

Asimismo, el premio Nobel se pronunció a favor de poner precio a las emisiones, y urgió a "empezar a aplicar medidas de ganar-ganar, usar gas lutita, empujar energía renovable, y esto sólo será posible con una reforma energética".

Mario Molina enfatizó que la energía no se puede seguir utilizando como hasta el momento y sería irresponsable dejar pasar el problema.