29 de mayo de 2013 / 03:03 a.m.

Monterrey.- Después de haberse dado a conocer los maltratos que recibían los pacientes de un centro de rehabilitación la madre de uno de ellos señaló que su hijo también fue agredido físicamente.

"Mi hijo estuvo ahí, cuando yo lo vi después de dos meses, mi hijo me dijo sáqueme, traigo dos bolas en la cabeza, además de quemaduras, yo lo daqué y lo tuve que llevar con el doctor para que fuera atendido", señaló la madre de un interno.

La señora declaró que su hijo estuvo interno por tres meses y que las condiciones en las que vivió fueron deplorables, ya que sólo tenían un minuto para ir al sanitario, además de que la alimentación no era muy buena.

Cabe destacar que los familiares tienen que realizar un pago de 500 pesos por semana, para que, supuestamente, recibieran educación religiosa.

Redacción