29 de enero de 2013 / 09:05 p.m.

Monterrey • María Sagrario Sáenz Contreras, originaria de la Ciudad de México y madre de Ricardo Alfonso Verduzco, una de las víctimas del grupo Kombo Kolombia, aseguró que su hijo no estaba relacionado con ninguna organización delictiva.

Después de enterarse de que Ricardo Alfonso había sido víctima de un secuestro para luego ser asesinado, llegó a Monterrey ayer y esta mañana reconoció el cuerpo del joven de 27 años en el Servicio Médico Forense del hospital Universitario.

En entrevista para Milenio, contó que su hijo vivía con ella en la Ciudad de México, donde se graduó de médico veterinario y hace cuatro meses llegó a Monterrey con el sueño de poner una clínica, considerando que era un buen lugar para este negocio.

Recordó que su hijo le comentó que cuando llegó a la ciudad recibió la oferta de participar en el grupo, aceptando de inmediato pues esto le ayudaría a ganar dinero para su negocio.

"Mi hijo es un muchacho sano, él es veterinario; y no tiene nada que ver, por si lo quieren vincular, con cosas que no son. Me siento deshecha, no sé qué hacer; la verdad no tengo ni para trasladar a mi hijo", mencionó la madre.

CON INFORMACIÓN DE FRANCISCO ZÚÑIGA