6 de diciembre de 2013 / 05:51 p.m.

El mejor futbolista brasileño de todos los tiempos, Edson Arantes do Nascimento 'Pelé', recordó hoy la derrota de Brasil en el Mundial de 1950 que llevó a su padre a las lágrimas y aseguró que él se propuso que sus hijos no vivieran un momento igual.

Pelé intervino brevemente en la ceremonia del sorteo del Mundial Brasil 2014 y dijo que le marcó la imagen de su padre, con sus amigos, llorando junto a un transistor de radio con la derrota de Brasil contra Uruguay en la final del célebre 'Maracanazo'.

"Me dije: no quiero que mis hijos me vean llorando", reveló Pelé, que cumplió su promesa y ganó tres mundiales, los de 1958, 1962 y 1970.

El exdelantero dijo tener una "confianza muy grande" en Brasil en 2014 y dijo que cree que "disputará la final", aunque no se pronunció sobre si será campeón en el Maracaná, o si volverá a claudicar como anfitrión.

EFE