24 de diciembre de 2013 / 02:03 a.m.

David Ferrer, número tres del mundo en la clasificación de la ATP, asegura, en un comunicado, que su relación personal con el que ha sido su entrenador durante quince años, Javier Piles, "ha sido, es y será muy buena".

"Después de 15 años de mucho trabajo, esfuerzo y sacrificio, mi entrenador Javier Piles y yo hemos decidido que hemos llegado al final de este ciclo y creemos que lo mejor para ambos es empezar nuevas etapas por separado", afirma Ferrer.

"Esta decisión no ha sido por ningún problema personal ni profesional, ya que nuestra relación personal ha sido, es y será muy buena; pero sí que es cierto que después de 15 años ha habido mucho desgaste por parte de los dos y ambos necesitamos nuestro espacio", añade la nota firmada por el tenista de Jávea (Alicante).

"Hemos tomado esta decisión pensando que es lo mejor para los dos", añade.

De cara a la próxima temporada, Ferrer indica en el comunicado que durante 2014 su equipo "seguirá siendo el mismo que hasta ahora".

"Se incorporará José Francisco Altur, que viajará conmigo 12 semanas; las otras semanas de competición viajaré con Rafael García, mi fisioterapeuta, que también ejercerá de entrenador", explicó.

"Quiero agradecer a Javier Piles lo que me ha enseñado y aportado en estos 15 años, sin él no hubiese sido posible haber llegado hasta aquí y haber obtenido todos los logros que hasta el día de hoy hemos conseguido", concluye la nota de David Ferrer.

AGENCIAS