7 de julio de 2013 / 12:39 a.m.

El futbolista argentino Fernando Damián Tissone ha dicho hoy, en su presentación como nuevo jugador del Málaga, que su "reto es saber" que está "en un gran club", en una "gran ciudad" y con "una afición importante".

En conferencia de prensa celebrada en el estadio de La Rosaleda, Tissone ha explicado que su decisión de recalar en el Málaga se debe a que el centrocampista italiano Enzo Maresca -con quien coincidió en la Sampdoria- le habló "mi maravillas de Málaga" además de ser "un apasionado" en su trabajo y "por el gran fútbol" que hacen los equipos dirigidos por el alemán Bernd Schuster.

"Llego con optimismo y muchas ganas de trabajar. Veremos qué pretende de mí el técnico (Schuster)", ha subrayado el italo-argentino.

Fernando Damián Tissone, nacido en Quilmes (Argentina), el 24 de julio de 1986, se ha comprometido con el Málaga para las próximas tres temporadas.

Ha jugado en los argentinos Quilmes, Independiente y Lanús; en los italianos Udinese (temporada 2004-05), Atalanta (2006-2007) y Sampdoria (2009-10); y, finalmente, en el Mallorca en dos etapas (2011-12 y en la segunda parte de la 2012-13).

Por su parte, el defensa portugués Flávio Nunes Ferreira, que también ha sido presentado en el mismo acto en el estadio de La Rosaleda, ha asegurado que "fue fácil aceptar la oferta del Málaga", tras hablar con su compatriota Weligton.

"Llevo dos años jugando de defensa central. Me siento cómodo e intentaré hacerlo lo mejor que pueda para el equipo" ha comentado en la presentación.

El joven jugador luso, nacido el 19 de octubre de 1991, ha subrayado que no va a "tener menos responsabilidad" que "un futbolista de 31 años" y que llega a "contribuir al buen funcionamiento del club".

Flávio Ferreira se comprometió con el Málaga para las tres próximas campañas y otra opcional. Anteriormente ha jugado en los equipos Tourizense, Covilha y Académica de Coimbra, todos ellos en Portugal. 

Agencias