2 de octubre de 2013 / 11:02 p.m.

Víctor Cruz contradice los pronósticos una vez más.

Aunque se perdió el acondicionamiento de la pretemporada en lo que negociaba un nuevo contrato y pasó las dos últimas semanas de prácticas con una lesión en el talón, Cruz está entre los mejores receptores de la NFL. Pero sus Giants aún siguen sin conseguir una victoria.

El bailador de salsa que fue seleccionado al primer Pro Bowl de su carrera la temporada pasada tiene 26 recepciones para 425 yardas y cuatro touchdowns. El total de recepciones lo tiene en el décimo lugar de la liga, en yardas totales ganadas es cuarto y sus 24 puntos lo tienen empatado por el sexto lugar.

"Está jugando tan bien como lo esperábamos. Gracias a Dios por eso", dijo el entrenador de los Giants, Tom Coughlin.

Lo que más impresiona es que Cruz ha producido semejantes números como parte de una ofensiva que apenas ha anotado siete touchdowns en cuatro partidos. Ha sido el único consistente en un grupo que no puede acarrear el balón o proteger al mariscal de campo Eli Manning.

"Simplemente saldré a jugar", dijo Cruz. "Irá ahí a hacer lo que se me pide, correré mis rutas, trataré de abrirme espacio, eso todo lo que puedo hacer. De repente tuve mucho éxito, atrapando pases y completando las jugadas. Eso es lo único que puedo decir. No sé por qué pasan así las cosas, yo sólo hago mi trabajo".

Al principio de la campaña había muchas preocupaciones sobre Cruz, de 26 años y quien creció en la cercana ciudad de Paterson. Nadie pone en duda su capacidad.

Llegó a la NFL en 2001 sin haber sido seleccionado en el draft tras graduarse de la Universidad de Massachusetts en 2010, y ha sido uno de los receptores más productivos de la NFL. Durante las dos últimas temporadas acumuló 168 recepciones para 1.628 yardas y 19 touchdowns.

La preocupación para este año era el contrato. Cruz no entrenó con el equipo en la pretemporada. En julio firmó una extensión de contrato de cinco años por 43 millones de dólares y luego se lastimó el talón izquierdo contra Indianápolis el 18 de agosto.

Resulta evidente que Cruz no ha cambiado tras haber firmado su contrato.

"Víctor da el 100% en cada jugada durante los entrenamientos", dijo el cornerback de los Giants Prince Amukamara. "Se molesta mucho cuando suelta un pase, aunque eso pasa rara vez. Siempre trabaja a toda velocidad, parece que es la única que Víctor tiene".

Cruz cree que está jugando bien ya que reconoce cuando los contrarios harán cargas, entiende la ofensiva y sabe cómo moverse en el juego. Es muy crítico de sí mismo, por lo que sabe que tiene que mejorar su bloqueo.

Cruz ha tenido tres juegos de 100 yardas en esta temporada, y su mejor marca fue de 164 contra los Chiefs la semana anterior, en donde recibió un pase y luego avanzó 69 yardas para un touchdown. También mostró su frustración al criticar la decisión de su entrenador de no ir por el primero y diez en cuarta oportunidad y pocas yardas por avanzar en su 30 cuando Nueva York perdía 10-7.

Coughlin ordenó despejar y los Chiefs se despegaron al regresar la patada 89 yardas con un touchdow anotado por Dexter McCluster.

Cruz se negó a hablar del incidente el miércoles y dijo que está concentrado en enfrentar a los Eagles de Filadelfia (1-3) el domingo.

Ap