26 de mayo de 2013 / 02:52 p.m.

Luisa María Calderón afirmó que legisladores de todos los partidos se han unido para preguntar al gobernador interino, Jesús Reyna, "¿en qué le podemos ayudar?"

 

México • Luisa María Calderón, senadora panista por Michoacán, consideró como "un desastre" la situación que vive ese estado, pues aseguró que en los cuatro meses recientes la delincuencia aumentó en 27 por ciento.

"Michoacán está hecho un desastre por lo menos desde hace tres años, con el cambio de gobernador y estas intermitencias, la inseguridad se apropió del estado y lo que estaba pidiendo era auxilio, pues sin apoyo federal ni intervención de nada la situación era y es crítica", dijo.

Afirmó que legisladores de todos los partidos se han unido para preguntar al gobernador interino, Jesús Reyna, "¿en qué le podemos ayudar?".

Calderón comentó que la desaparición de poderes en el estado, que planteó el ahora coordinador del PAN, Jorge Luis Preciado, no fue una decisión de la bancada, y que al contrario lo que buscan es fortalecer las instituciones.

Destacó que la entrada de militares era algo que estaban pidiendo, y comentó que la emergencia es tal que todos los habitantes saben que hay zonas donde los policías están impuestos por la delincuencia organizada.

"Era una emergencia de supervivencia de la gente, hay otras zonas en las que también el conflicto entre los grupos delincuenciales es difícil, la frontera Jalisco-Michoacán, en el oriente, todos sabemos que las policías en todos los municipios están impuestas por los grupos delincuenciales", señaló.

Morelia tiene una delincuencia del orden común "terrible", entre los que se encuentran delitos como asesinatos, secuestros, extorsiones "de un problema mayúsculo generalizado", agregó.

Indicó que con ese fin, senadores de PAN, PRI y PRD que tienen su circunscripción en Michoacán se han reunido para llamar la atención del gobierno federal para que apoye a la entidad, y buscar así un solución a la violencia junto con el gobernador interino, Jesús Reyna, por lo que descartó que su partido busque la desaparición de poderes.

OMAR BRITO