6 de agosto de 2013 / 11:23 p.m.

El temor por un nuevo desgarre invaden la mente de Neri Cardozo.

Rumbo al Clásico 100, el volante argentino ha reconocido tener desconfianza tras superar una lesión, un edema en el bíceps femoral del muslo izquierdo.

Aunque manifestó que le encantaría jugarlo y anotarle a Tigre por vez primera en el Volcán, Cardozo dijo que lo más probable es que arranque en la banca con posibilidad de jugar algunos minutos.

"Jugaría yo 45 minutos para agarrar ritmo porque hace 15 días que no vengo jugando y en el Clásico tendrían que jugar los mismos jugadores que vienen jugando.

"Obviamente que es un clásico, es un partido diferente que estaría buenísimo que pudiera jugar, no creo que jugaría de titular, porque hace 15 días no hago nada, mi primer partido sería mañana (hoy), a ver cómo ando, si hay dolor-dolor o es algo mío (miedo), pero ando muy tranquilo, porque he hecho la recuperación como dicen (los doctores)", externó.

¿Aún tienes molestia?"Hay molestia pero mínima, me deja correr y trabajar, me deja pegarle a la pelota, digamos que me deja hacer muchísimas cosas, pienso que soy más bien yo, que tengo miedo a que me desgarre, entonces ya basta".

"La última vez que me desgarré fue en la final de la Concachampions y en ése partido me desgarré (otra vez) tenía más o menos 10 días de recuperación, pero eso fue a parte porque jugué lesionado. Hoy no es ese caso", agregó.

¿Tu miedo se genera a partir de la cantidad de lesionados que arrastra Rayados en la última época?"No, es que si te fijas, de los equipos mexicanos, cuántos partidos han jugado en los últimos 3 años. Nosotros hemos jugado una gran cantidad de juegos con el campeonato mexicano, la Concachampions, el Mundial de Clubes, entonces hay equipos que han jugado un torneo, otros han jugado dos, pero no han llegado a Finales como nosotros. Un cuerpo también resiente, no puede jugar miércoles, sábado, miércoles, sábado por 4 o 5 meses. Es muchísimo para un cuerpo de un jugador. En algún momento te va a cobrar factura. Hay jugadores que los convocan de las selecciones de Argentina, Chile, México, ahora Colombia".

Por su parte, el doctor Raúl Pedro Luna, reconoció el temor que carga Neri por recaer de su lesión.

"Él ya estuvo entrenando con el primer equipo, ya es una situación de rendimiento futbolístico y de ritmo. De repente quedan, más que sensaciones, el temor de volverse a lastimar, una de las últimas partes de la rehabilitación que nosotros le hacemos es hacerle pruebas para saber si él puede hacer todos los movimientos y trabajos durante los entrenamientos. Y todas las pruebas las pasó sin problema", mencionó.

Jaime Garza