21 de noviembre de 2013 / 01:50 p.m.

Amigo, ejemplo, transgresor, vanguardista, apasionado. Así describieron a Miguel Bosé decenas de músicos y expertos que le rindieron un emotivo homenaje como la Persona del Año de la Academia Latina de la Grabación.

"Este premio es lo más importante porque por primera vez se premia a Bosé y también al ciudadano Miguel, dos que viven odiándose en este cuerpo. Es un premio fantástico", dijo Bosé al recibir el reconocimiento de manos de Juanes y Alejandro Sanz, y se lo dedicó a todos los equipos técnicos que han trabajado con él a lo largo de su carrera y sobre todo a la gente "que es la que nos hace pasar a la historia", añadió.

Cantantes, intérpretes, productores, compositores, expertos y técnicos de la industria coinciden: a lo largo de sus casi cuatro décadas de carrera el superastro español ha dejado una marca en la música y en la cultura y ha influido en las nuevas generaciones de artistas musicales. Su nombre genera respeto no sólo como artista sino también como persona, como filántropo y como activista de causas sociales.

Desde Juanes hasta Johnny Ventura, pasando por Ricky Martin, Carlos Vives y Ana Torroja, decenas de artistas de variados géneros destacaron el miércoles el carácter vanguardista, la evolución y la calidad humana de Bosé, en una ceremonia en la que los grandes astros de la música latina interpretaron sus éxitos.

"Lo admiro, lo respeto, lo quiero. Es alguien sumamente importante en mi carrera y él lo sabe. ¡Cómo te quiero, chico!", expresó Martin en el escenario, tras una espectacular interpretación del éxito "Bambú" de Bosé.

"¡Qué suerte que he tenido de haberte conocido Miguel!", expresó por su parte la italiana Laura Pausini, quien cantó "Te amaré" acompañada de coro y orquesta.

"Miguel, para mí es un honor. Este momento es muy importante para mí. Te mereces este premio por mucho motivos", dijo Sanz, pero explicó con seriedad que no iba a revelar recuerdos que tenía de Bosé por respeto a su privacidad. "Te quiero mucho, te admiro y siempre seré tu amigo", añadió antes de interpretar "Si tú no vuelves".

Como un ejemplo del Bosé "transgresor" que remarcaron algunos al hablar sobre el agasajado, el artista invitó al escenario a su madre, la actriz italiana Lucía Bosé, quien llevaba el cabello pintado de azul y un vestido largo del mismo color.

"No es una enorme píldora de Viagra, es mi madre, la que me parió", expresó Bosé con espontaneidad y gran sentido del humor cuando ésta subió para acompañarlo a recibir su premio. "¡Viva la madre que me parió!".

A lo largo de las tres horas de ceremonia, numerosos artistas recorrieron éxitos de las distintas etapas de la carrera de Bosé, acompañados por un coro y una orquesta.

Una de las presentaciones más destacadas fue la de Ricky Martin, cuya apariencia y movimientos recordaron al mismo Bosé.

Carlos Santana acompañó con su guitarra a Carlos Vivves, quien interpretó "Amiga".

En la alfombra roja, el cantante colombiano destacó momentos antes que en "un medio de muchos egos Miguel nos da una lección de compañerismo".

AP