2 de diciembre de 2013 / 11:43 p.m.

Luego de sacar a flote a México en un repechaje, Miguel Herrera fue ratificado el lunes como el entrenador que dirigirá a la selección en el Mundial de Brasil 2014.

Herrera recibió el aval unánime tras la asamblea de los 18 dueños de equipos de la primera división del fútbol mexicano.

El "Piojo", quien dirigió a México de manera interina en los dos partidos de repechaje ante Nueva Zelanda, era el único candidato.

"Se presentó un plan de trabajo que incluía la propuesta de la llegada de Miguel Herrera como entrenador y Ricardo Peláez como director deportivo y fue aceptada", indicó Héctor González Iñarritu, el director de selecciones nacionales, en una rueda de prensa. "El primer escalón es ir al Mundial de Brasil con la idea de la continuidad del cuerpo técnico y del director deportivo".

Cuarto entrenador del "Tri" durante el proceso rumbo a Brasil 2014, Herrera sacó campeón al América en la pasada temporada y en el actual torneo Apertura lo llevó a ser el líder general y recién el fin de semana logró el pase a las semifinales.

Iñarritu no reveló el acuerdo económico con Herrera. El contrato se vigente hasta el Mundial, pero con opción a renovar dependiendo de los logros.

"Los contratos en (la) Federación Mexicana son abiertos y no hay fecha de vencimiento porque están en evaluación constante", dijo González Iñarritu.

El dirigente dijo que será en enero cuando se presente el plan de trabajo de la selección mexicana antes del Mundial. Se limitó a indicar que disputarán cinco partidos y que habrá fechas de concentración a media semana.

"No podemos anunciarlo todavía porque dependemos del calendario de (la) Copa Libertadores", dijo González Iñarritu.

Además de Herrera, México apeló a otros tres entrenadores para poder lograr la clasificación al Mundial, la más sufrida desde que se quedó fuera para España 1982.

Los mexicanos estuvieron muy cerca ausentarse de una Copa del Mundo, cosa que no ocurría desde Italia 1990, cuando fueron suspendidos por la FIFA debido a alineación indebida de jugadores en categorías inferiores.

AP