EVA GÁNDARA
22 de abril de 2013 / 01:20 p.m.

 Con un espectáculo romántico y muy sensual Manuel Mijares se presentó la noche del sábado en Monterrey.

El cantante que sorprendió a sus admiradores con sus “sexys” bailarinas, recetó sus mejoreséxitos en el Auditorio Cumbres.

Con un retraso de 50 minutos, el intérprete de “No hace falta” inició su show pasadas las 22:40, bajo los acordes del tema “Si me enamoro”.

El artista en esta ocasión lució ante sus admiradores un look diferente, con barba y enfundado en traje negro, pero como siempre se mostró contento y amable con el público.

""Gracias, es un placer estar aquí en Monterrey con todos ustedes, siempre nos ha tratado muy bien la gente de por acá, y bueno, vamos a tratar de que se la pasen bien en este concierto, donde cantaremos muchas canciones que ustedes ya conocen, un abrazo muy grande y que la pasen muy bien"", fueron las primeras palabras de Manuel hacia los mil 100 asistentes.

Aunque Mijares no cantó dos de sus mejores éxitos como lo son “No hace falta” y “Para amarnos más”, el cantante ofreció un espectáculo de 120 minutos en el que interpretó otros grandes temas como “El soldado del amor”, “Te extraño” y “Baño de mujeres”.

El ex esposo de Lucero en varias ocasiones se cambió de saco y aprovechó la velada para coquetear con sus eufóricas fanáticas que se acercaban al borde del escenario para poder captarlo con sus cámaras fotográficas, incluso hubo más de una atrevida que le entregó ramos de rosas.

“Me cuesta tanto”, “Que nada nos separe” o “Cuatro veces amor” continuaron en el repertorio.

Su más reciente sencillo “Si me tenías” fue el tema más esperado de la noche, sus admiradores hicieron un coro monumental para interpretarlo junto a él.

Para finalizar la noche con broche de oro, Mijares invitó a subir al escenario a un niño con síndrome Down que se robó el espectáculo al interpretar la última melodía de la noche que fue “Privilegio de amar”.

En entrevista previa a su show, el cantante confesó lo motivante que fue para él que su hijo Manuelito lo acompañara al estudio de grabación mientras realizaba su más reciente disco.

""Él está tranquilo con sus cosas de la escuela con sus deportes, tanto él (Manuel) como Lucerito son muy receptivos con la música, pero ni Lucero ni yo estamos tratando de encaminarlos a esta carrera. Ellos están muy chiquitos para saber qué quieren hacer, pero en su momento ellos lo decidirán, pero no puedo decir que si quieren cantar o no"", finalizó el cantante.