18 de septiembre de 2013 / 07:53 p.m.

Chilpancingo  • Miles de habitantes de comunidades ubicadas en la montaña, centro y sierra de Guerrero pidieron que los gobiernos del estado y la federación apuren su auxilio ante el problema de incomunicación así como escases de víveres y agua que padecen desde hace más de cuatro días.

Jesús Parra de la Cruz, presidente del comisariado de bienes comunales San Juan Copala reportó que al menos 4 mil habitantes de esta localidad y sus anexos tienen sepultadas sus viviendas bajo el agua y el 80 por ciento de sus cosechas se perdieron.

En la región centro pobladores de la comunidad de Azinyahualco, a través de la señora Cristina Torres pidieron auxilio porque desde el pasado domingo fueron cercados por dos ríos y actualmente 300 personas permanecen a la intemperie en una superficie de tierra firme que comprende solo 200 metros cuadrados, no pueden salir y desde el lunes se quedaron sin provisiones.

En Chichihualco se reportaron tres comunidades completamente incomunicadas y sus habitantes también reportan escases de víveres.

En el municipio de Tlacoapa en la ruta que va hacia la costa chica se reportó la mitad de lacarretera cubierta por dos ríos; en tanto en la totalidad del pueblo Totomixcahuatla quedó cubierta por la creciente del río, por eso Marcelino Ramírez Díaz, Abel Avilés Cruz y Feliciano Cruz Díaz representantes de la población pidieron el envío de personal militar para aplicar el Plan DNIII y que les proporcionen alimentos.

La titular de la Secretaría de Desarrollo Social, Beatriz Mújica reconoció que todavía no se tiene una dimensión real del daño ocasionado por las 72 horas de lluvia y admitió que en el caso de Chilpancingo el censo de damnificados todavía no se elabora completamente.

En la mayor parte de las poblaciones afectadas, comisiarios y líderes naturales pidieron que los apoyos no se canalicen solamente al Puerto de Acapulco y Chilpancingo ya que son ciudades que cuentan con servicios, pero aclararon que las zonas rurales la situación es de abandono total.

— ROGELIO AGUSTÍN