25 de septiembre de 2013 / 12:39 a.m.

Ciudad de México • Desde una pisicina, Miley Cyrus posó totalmente desnuda para la portada de la revista Rolling Stone. Además de compartir fotografías con sus nuevos tatuajes, la cantante concedió una entrevista en la que habla sobre la polémica que se ha generado en torno a su figura.

Al respecto, la intérprete de "Wrecking Ball" subrayó el hecho de que sólo ella ha sido criticada por la actuación que ofreció en los MTV Awards, mientras que su compañero en el escenario, Robin Thicke, se ha librado de esta clase de comentarios.

"Nadie está hablando sobre el hombre detrás del trasero. Se ha dicho mucho sobre mí, pero nada sobre Robin. Ellos sólo hablan de la que se inclinó. Así que, obviamente, existe una doble moral", señaló la cantante.

Miley también negó a la revista que ella esté pretendiendo actuar como una chica negra. "Sé lo que soy. Pero también sé lo que me gusta escuchar. Mira a cualquier chica blanca de 20 años, es lo que ellas están escuchando. Estamos en 2013. Los gays se están casando, estamos colaborando. Yo nunca pienso en el color de mis bailarines, como 'Oh, eso podría ser controvertido'", explicó la intérprete.

"La gente dice: 'Miley piensa que es una chica negra pero tiene el trasero más plano de todos', y yo digo: 'Peso 49 kilos, ya sé'", afirmó en la entrevista, donde también agregó: "Ahora la gente espera que yo salga, haga mi 'twerk' y saque mi lengua todo el tiempo, probablemente nunca haga esa mierda de nuevo", expresó acerca de su actuación en los pasados VMAs.

Redacción