28 de noviembre de 2013 / 03:24 p.m.

Monterrey.- Con la reforestación de 200 hectáreas, se inició el proyecto de construcción del parque temático dentro de las instalaciones de la séptima zona militar en Nuevo León.

El evento al que asistió el gobernador del estado, Rodrigo Medina de la Cruz, inició alrededor de las ocho con 30 minutos de la mañana del jueves en las instalaciones ubicadas sobre la carretera a Laredo a la altura del entronque a Salinas Victoria.

Asimismo, en el lugar estuvo presente el general y encargado de la cuarta región militar, Noé Sandoval Alcazar y representantes del sector privado de Monterrey.

En ese lugar y en coordinación con los municipios conurbados de Monterrey, así como de gobierno estatal, se plantó el primer árbol, con el cual se dio inició a la construcción del Parque Temático, dentro de las instalaciones de esa institución.

Se informó que el proyecto total  será la reforestación de 200 de las 361 hectáreas de las que cuenta el cuartel de la séptima zona militar.

El gobernador del estado y las autoridades militares, informaron que en total serán 20 mil árboles y 20 mil arbustos en esa zona.

Pero en una primera etapa serán plantados 8 mil entre arbustos y árboles; además será habilitado el lago artificial que existe en esa zona del terreno.

Los árboles serán regados a través de aguas tratadas a través de un sistema que fue proporcionado por el gobierno del estado y que proveerá de 25 litros por segundo a los árboles.

El gobernador Rodrigo Medina, señaló que con esto se demuestra que existe una plena coordinación con la federación y el ejército con nuestro medio ambiente.

Minutos después de explicar lo consistente del evento, el ejecutivo estatal y el general Noé Sandoval, se dirigieron hasta donde un nutrido grupo de soldados trabajaban en la plantación de los árboles.

Ambos tomaron una pala y comenzaron a colocar tierra a un árbol de tipo Palo Blanco, de los muchos que serán colocados a lo largo de las hectáreas.

Por su parte el general del ejército explicó que este es un proyecto que beneficiará a la ciudadanía y que tendrá la visita de alumnos de las escuelas de Nuevo León; quienes conocerán la diversidad de la fauna que existe en esta zona.

Además de Palo Blanco, en estas hectáreas fueron colocados ébanos y encinos; estos árboles son nativos de la entidad.

Marcial Pasaron