13 de enero de 2013 / 12:04 a.m.

Con perros entrenados, los militares penetraron hasta cada rincón de algunos comercios de autopartes. Los canes fueron puestos a oler en los rincones, pero aparentemente no encontraron nada sospechoso, pues salieron sin realizar detenciones ni decomisar ningún objeto.

 

Monterrey.- Militares y policías realizaron un operativo de inspección en los negocios de la avenida Pablo A. de la Garza, y utilizaron perros para revisar algunas bodegas.

Fue alrededor del mediodía de este sábado cuando varias unidades del Ejército Mexicano, Fuerza Civil, de la Agencia Estatal de Investigaciones y de la Policía Municipal, llegaron sorpresivamente a la zona y luego de colocar unidades resguardando las calles aledañas, iniciaron la revisión en algunos locales.

A pesar de que por la hora había una actividad plena, los militares sólo se limitaron a revisar algunos de los negocios.

Con perros entrenados, los militares penetraron hasta cada rincón de algunos comercios de autopartes. Los canes fueron puestos a oler en los rincones, pero aparentemente no encontraron nada sospechoso, pues salieron sin realizar detenciones ni decomisar ningún objeto.

Mientras tanto, los elementos de la Fuerza Civil recorrían la zona, vigilando y supervisando qué tipo de vehículos circulaban por el sitio, pero no revisaron ninguno de los que pasaron por el lugar.

Los municipales apoyaron a los militares en el resguardo de las calles cercanas, y posteriormente fueron siguiendo el operativo, pero se limitaron a apoyar con la vigilancia, sin intervenir para nada en la revisión de los negocios.

El operativo causó expectación entre los comerciantes de la calle Pablo A. De la Garza especializada en el ramo automotriz, pues los militares no informaron el motivo del operativo, ni qué buscaban en los negocios.

Algunos supusieron que podrían estar buscando droga, dada la presencia de los perros entrenados, pero tampoco se confirmó.

Hace algunos meses, en otro operativo realizado por fuerzas federales, elementos de la Policía Federal Preventiva revisaron también los negocios, pidieron facturas de las piezas de origen nacional y los documentos de pedimento en el caso de piezas usadas importadas.

En esta ocasión, los militares sólo revisaron. No hubo personas detenidas ni decomiso de mercancía, pues tras la revisión, se retiraron.

Lo único que hallaron fue un automóvil Tsuru color blanco y placas SKU 12-80 que resultó tener reporte de robo, por lo que fueron llamados elementos de la Policía Ministerial, que tras revisar la documentación y pedir información a la central de datos, descubrieron que sí tenía reporte de robo, pero había sido recuperado y entregado a su dueño, por lo que la pareja que lo tripulaba se retiró sin mayores problemas.

FRANCISCO ZÚÑIGA ESQUIVEL