9 de septiembre de 2013 / 11:03 p.m.

Guerrero • Militares y policías del estado reforzaron la vigilancia en el municipio de Tlacotepec, en donde la incursión de 80 presuntos sicarios provocó el desplazamiento de al menos 800 personas y la suspensión de clases en siete comunidades de la sierra.

El mediodía del lunes, el presidente municipal de Tlacotepec, Mario Alberto Chávez Carbajal sostuvo una reunión con el secretario general de Gobierno Jesús Martínez Garnelo, el secretario de Seguridad Pública Sergio Lara Montellanos, el procurador de Justicia, Iñaky Blanco Cabrera y el comandante de la 35 Zona Militar, Juan Manuel Rico Gámez.

Llegó acompañado de comisarios y comisariados del área rural de su municipio, que durante el fin de semana vieron como poblaciones completas quedaron abandonadas ante la versión de que un grupo de 80 hombres armados recorría la sierra, asesinando y secuestrando a los habitantes.

La reunión se desarrolló a puerta cerrada, al final, el responsable de la política interna, Jesús Martínez refirió que el compromiso fue intensificar el resguardo de la población, así como investigar lo relacionado con la incursión de gente armada.

El presidente Chávez Carbajal reconoció que son diez comunidades las que registraron la movilidad de familias completas, de tal manera que hasta la jornada del lunes había 800 personas desplazadas, entre la cabecera municipal y Huautla.

Comentó que durante el fin de semana recorrió las comunidades afectadas por la supuesta presencia de delincuentes, principalmente el punto conocido como Las Parotas, en donde se registró un enfrentamiento y el saldo que se obtuvo fue de un muerto.

Con el reforzamiento de la presencia militar, dijo que se espera haya recorridos por toda la cuenca del río Balsas, que es por donde se cree que entraron los agresores.

"Desconocemos el nombre de este grupo armado, pero sí han generado psicosis y terror dentro de la población, razón por la que algunas personas se han desplazado hacia la cabecera", indicó.

Aunque desde este lunes muchos pretendían regresar a sus casas, dijo que será hasta la mañana del martes cuando vayan de vuelta resguardados por efectivos militares, para evitar que se les agreda.

Tras la alerta generada el fin de semana, dijo que hay destacamentos de la milicia en Acatlán del Río, El Caracol, Tepehuajes, Las Parotas y Huautla.

Suspenden clases en siete comunidades

Aunque hay temor entre los maestros, el alcalde refirió que en la cabecera no se suspendieron clases, ya que a pesar de los rumores los profesores se mantuvieron en las escuelas y recibieron a los alumnos.

Pero en las localidades de Huautla, Las Parotas, Tepehuaje, Durazno del Rosario, Chucahuales y Tequimil, los maestros se retiraron por temor a ser víctimas de un ataque.

Por esa razón, el jefe de cabildo hizo la petición a la titular de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), Silvia Romero Suárez para que el personal regrese cuanto antes.

Indicó que la Policía del Estado y la fuerza militar han manifestado su disposición para garantizar el retorno de los mentores.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN