5 de febrero de 2013 / 01:03 a.m.

Monterrey.- • La militarización de las policías municipales violenta la Ley Estatal de Seguridad actual, aseguró el presidente de la Federación de Colonias Metropolitanas (Fedeco), Gilberto Marcos Handal.

Luego de que Telediario  publicara la estrategia de seguridad que han iniciado los municipios de la zona metropolitana de llevar a sus filas una gran cantidad de elementos emanados del Ejército Mexicano y la Marina, la Fedeco manifestó su descontento al señalar que no es una solución ideal.

Marcos Handal señaló que esta estrategia viola la ley, pues es el Estado el que debiera contar con elementos de élite y con armas largas, mientras que los municipios solo con policías de proximidad.

“Eso contradice la ley vigente de seguridad pública del Estado, que dice claramente que los municipios deben atender los barrios con policías de proximidad, no con policías que porten armas largas y un entrenamiento de élite, eso le corresponde al Estado y a la federación”, señaló.

“Es una estrategia que viola la ley; nadie hace nada para que se respete; si no está bien la ley, hay que cambiarla, pero en todo caso, mientras esté la ley vigente, hay que respetarla y se ha visto que los municipios no están respetando la ley”, agregó.

Para Marcos Handal, las policías municipales deben ser de proximidad y, en caso de los delitos de mayor importancia, estas policías deben ser encargadas de ser el nexo con las autoridades federales para que estas acudan a resolver este tipo de problemáticas.

“Los policías municipales deben atender directamente a las comunidades y, en todo caso, recibir el apoyo de las corporaciones federales, pero solamente el apoyo, no formar parte de élite, ni militarizar los cuerpos policiacos”.

El presidente de la Fedeco cuestionó que, mientras, por un lado, se esté realizando el repliegue de los elementos federales a sus cuarteles, por otro, se esté militarizando las policías, lo que tendrá consecuencias graves, como la muerte de personas inocentes, que ya se han dado, u otras que aún se desconocen.

“Ese tipo de consecuencias y otras que no hemos podido ver, pero que sí va a haber consecuencias de estar militarizando todos los cuerpos policíacos, que deben ser atendidos por personas que vayan directamente a los barrios, a las comunidades, conocidos por su gente y que sirvan de enlace para que corporaciones federales puedan atender situaciones mayores mediante el reporte de la corporación local, municipal”.

Telediario  informó además que, durante las administraciones pasadas, los municipios metropolitanos echaron a la calle a miles de exuniformados, la mayor parte por no haber aprobado los exámenes de control de confianza.

Reynaldo Ochoa