15 de noviembre de 2013 / 05:02 p.m.

El gobierno de México ofreció el viernes una recompensa para quienes aporten información que permita dar con los autores de recientes ataques simultáneos a estaciones eléctricas que dejaron a cientos de miles sin luz en el estado occidental de Michoacán.

La Procuraduría General de la República señaló que se dará hasta un millón de pesos a quien ofrezca información que permita localizar y detener a los responsables de los atentados a fines de octubre contra instalaciones de la Comisión Federal de Electricidad en al menos nueve municipalidades de Michoacán.

Los ataques, que afectaron a más de 420.000 personas, han sido interpretados como una reacción del cartel de las drogas de Los Caballeros Templarios a las presiones de grupos de "autodefensa" que han surgido en los últimos meses en la zona para enfrentar la violencia.

Líderes de grupos de "autodefensa" han acusado directamente a Los Caballeros Templarios de haber atacado las estaciones eléctricas, aunque las autoridades han sido cautas y hasta ahora no han señalado públicamente al grupo como responsable.

Un día después de los ataques, el gobierno reportó la detención de tres hombres presuntamente vinculados con los atentados, aunque días después fueron liberados. Otras dos personas que también habrían tenido alguna responsabilidad murieron en un enfrentamiento con militares, según las autoridades federales.

La semana pasada, policías federales capturaron a otro presunto involucrado, identificado como Leopoldo Jaimes, a quien los grupos de "autodefensa" responsabilizan también de ser parte del narcotráfico y de estar detrás de extorsiones a productores de limón en la zona.

Sin embargo, en el ofrecimiento de recompensa publicado en el Diario Oficial, la Procuraduría señaló que "aún no se ha logrado la identificación y ubicación de los probables responsables, por lo que resulta de suma importancia la obtención de mayor información que permita su localización".

Michoacán, en el oeste del país, es un estado donde en 2006 el gobierno del entonces presidente Felipe Calderón lanzó una ofensiva contra el narcotráfico, en medio de diversos hechos de violencia atribuidos entonces al cartel de La Familia, que con el paso del tiempo recibió diversos golpes y tras una división interna dio origen a Los Caballeros Templarios, que ahora dominan el territorio.

AP