20 de agosto de 2013 / 11:42 a.m.

México • En el arranque del ciclo escolar 2013-2014, 1.1 millones de niños que cursan educación básica se quedaron sin clases debido al paro indefinido de labores convocado por maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

A pesar de que se anunció que la suspensión de clases se realizaría en 20 estados, solo se concretó en Oaxaca y Michoacán, donde los paristas —que suman 84 mil— abandonaron más de 12 mil escuelas para marchar contra la reforma educativa y la discusión de las leyes secundarias.

Además, la coordinadora dio a conocer que el paro indefinido de labores continuará hasta el próximo 15 de septiembre, con movilizaciones en la Ciudad de México hasta el lunes 26 de agosto.

En un desplegado informó que del 28 de agosto al 1 de septiembre se manifestarán en defensa de los energéticos y contra la reforma fiscal. Y del 12 al 15 de septiembre se realizarán "jornadas de lucha contra las reformas estructurales y por el rescate de la Nación".

En tanto, en Oaxaca, alrededor de 860 mil estudiantes fueron afectados por el paro de labores de los maestros de la sección 22, aseguró Manuel Antonio Iturribarría Bolaños, director del Instituto Estatal de Educación Pública.

Estimó que el paro puede prolongarse una semana, dependiendo del análisis que hagan los diputados federales de ley general secundaria de la reforma educativa federal.

En respuesta, el gobierno de Oaxaca informó que el magisterio tiene de tres a cuatro días como plazo para regresar a las aulas. En caso de que los profesores falten, se les aplicarán descuentos en su salario y podrían perder la plaza.

Al respecto, el gobernador Gabino Cué exhortó a los docentes a retornar a las aulas y cambiar de opinión, pues no está de acuerdo con aplicar descuentos a los paristas.

"Estaremos insistiendo con ellos para que depongan su actitud, más que aplicar descuentos, que es algo legítimo, lo que no queremos es generar más problemas, deseamos que esta situación se encauce por la vía institucional", afirmó.

Por otra parte, en Michoacán más de 264 mil estudiantes no pudieron iniciar el ciclo escolar, pues maestros de 2 mil 953 escuelas, de un total de 11 mil 655 de nivel básico, se sumaron a las protestas contra la reforma educativa.

De acuerdo con el líder magisterial, Juan José Ortega, la suspensión indefinida de actividades es parte de un plan mayor de movilización que están preparando, que contempla más marchas y plantones.

Reconoció que la mayoría de las acciones se desarrollarán en el Distrito Federal, donde permanece una comisión de maestros michoacanos.

En tanto, el gobernador de Michoacán, Jesús Reyna García, encabezó de manera simbólica el arranque del ciclo escolar en el municipio de Zitácuaro, donde expresó su compromiso de atender el deseo de la sociedad para que los niños "puedan tener en este ciclo escolar, de acuerdo con lo que dispone la norma, 200 días de clase que les sirvan para una muy buena formación, ese es nuestro deseo y nuestra aspiración y nuestro apoyo para que así sea".

PROTESTAS EN TABASCO

En Tabasco hubo movilizaciones y al menos 30 mil profesores agremiados a la sección 29 del SNTE y dos sindicatos locales pidieron la renuncia del secretario de Educación, Rodolfo Lara Lagunas, a quien acusan de malos tratos.

Afectaron a 4 mil 648 escuelas y 515 mil estudiantes de nivel básico en 17 municipios. En tanto, el dirigente del PAN, Jorge Ávalos Ramón, presentó ante la Procuraduría General de Justicia una denuncia penal contra los tres líderes sindicales por ser copartícipes del quebranto financiero en el sector educativo.

Con información de: Fanny Miranda, Alejandro Madrigal, Óscar Rodríguez, Francisco García y Antonio Villegas/ México, Oaxaca, Michoacán y Tabasco

Mensaje del SNTE

-El presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Juan Díaz, aseguró que los maestros llevarán a cabo la parte que les toca y asumirán sus responsabilidades.

-Durante un videomensaje por el inicio de clases, señaló: “Estamos decididos a seguir siendo parte central de un proyecto que ponga a la educación al servicio del pueblo”.

-En alusión a las reformas dijo que “el proyecto que la nación está construyendo es por una mejor calidad educativa, es una apuesta a la que los trabajadores de la educación nos hemos sumado”.

REDACCIÓN