ROSARIO CERDA
22 de septiembre de 2013 / 05:17 p.m.

Mina.- • Pese a que en fechas recientes, las comunidades del municipio de Mina habían solicitado apoyos al Gobierno del Estado para combatir los embates de la sequía estos fueron recibidos por los afectados a causa de las lluvias.

El municipio no fue declarado como zona de desastre, ni es de los Ayuntamientos más afectados, pero a casi una semana de que las lluvias se iniciaran en el estado por lo menos dos ejidos permanecen incomunicados.

Los mayores afectados son los pobladores de Carrizos y El Delgado, localidades a las cuales se puede llegar desde el interior de la cabecera municipal o por la carretera a Icamole, que ahora se encuentran dañadas e imposibilitan el paso.

La alcaldesa del municipio, Lizeth Lozano Cantú, indicó que la mayor cantidad de daños y precipitaciones se viven en el Ayuntamiento desde el jueves y hasta ayer, uno de estos perjuicios fue el desgajamiento de un cerro y el cierre de un puente vehicular.

Debido a esto los pobladores de dichos ejidos no han podido recibir ayuda por parte de ninguna autoridad, pues los caminos que conectan con el poblado fueron cerrados.

"Incluso anoche hasta la una de la mañana estuvimos esperando si podíamos pasar, lo que pasa es que para tener acceso al ejido Carrizos son dos vías, una es por la parte interna del municipio, pero ahí el camino se desgajó, y la otra es por medio de Icamole, en el paso a Icamole estaba el río muy crecido y no podíamos pasar", refirió.

Se dio a conocer, por medio de una entrevista, que en las comunidades afectadas habitan de 75 a 80 familias, es decir alrededor de 250 personas están incomunicadas.

La presidenta municipal dio a conocer que hoy les llevarán ayuda por medio del helicóptero de Protección Civil e intentarán conseguir gas butano, pues la mayoría de estas personas cocinan con leña y debido a la humedad del material esto no es posible.