23 de julio de 2013 / 10:24 p.m.

El club paraguayo logró una diferencia importante la semana pasada en el encuentro de ida en Asunción.

Mineiro, que disputa su primera final de la Libertadores, necesita de una mejor actuación de Ronaldinho, la otrora figura del Barcelona y de la selección brasileña que hizo poco y nada en el partido de ida.

"Todavía creemos", escribió Ronaldinho en su cuenta de Twitter. "Todavía no ha terminado. Nos falta un partido, y entregaremos todo para ganar este título. Creemos en la fortaleza de este grupo y en la fortaleza de los hinchas".

La Libertadores es uno de los pocos títulos que falta en las vitrinas de Ronaldinho. Después de una década en Europa, el atacante regresó a Brasil en 2011 con Flamengo, y luego se fue al Mineiro el año pasado.

"Este título es lo más importante para nosotros", agregó el futbolista de 33 años.

Mineiro fue superado en todas las líneas en la capital paraguaya, donde aparte de los primeros 20 minutos y la buena actuación de Diego Tardelli, el club brasileño mostró pocas de las virtudes que lo convirtieron en el mejor de la fase de grupos de la Libertadores.

Mineiro no contó en ese partido con su delantero Bernard, por suspensión.

"Es como si este partido fuese el último de mi carrera, así lo siento y quiero dar todo lo que puedo dar y aún más porque eso va a ser necesario", declaró Bernard, quien volverá a la titularidad en el estadio Mineirao de Belo Horizonte. "Quiero hacer historia, tengo una gran oportunidad ahora, quiero ir atrás de eso y depende única y exclusivamente de mí y de mis compañeros".

Mineiro se topó con una situación similar en las semifinales, al perder 2-0 ante Newell's Old Boys en el encuentro de ida en Argentina. Ronaldinho brilló en la vuelta, en la que los brasileños ganaron por el mismo marcador y luego se impusieron en una definición por penales.

Además, su portero Víctor atajó un penal en los descuentos para superar a Tijuana en los cuartos de final.

Olimpia sabe que no puede confiarse, sobre todo al recordar que en 1989 desperdició una ventaja de dos goles ante Atlético Nacional de Colombia para perder la final de la Libertadores de ese año.

Los paraguayos eliminaron a Independiente Santa Fe en las semifinales con marcador global de 2-1.

El técnico de Olimpia, Ever Almeida, adelantó al menos un cambio, la entrada del volante de contención Ricardo Mazacotte por Matías Giménez, que está lesionado.

"Debemos reforzar la marcación. Entendemos que Mineiro está herido y buscará desde el inicio acortar la distancia en el marcador", señaló Almeida. "No creo que sea un partido abierto, se luchará metro a metro por el control de la pelota".

AP