SANDRA GONZÁLEZ CORTÉS
5 de septiembre de 2013 / 07:48 p.m.

Monterrey • El gobernador Rodrigo Medina de la Cruz minimizó la protesta que realizaron ayer los maestros del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, en rechazo a la reforma educativa.

 

Dijo que los manifestantes son un grupo aislado y su postura no corresponde a la de las secciones 50 y 21.

 

"Estamos en contacto con los líderes de la Sección 21 y 50, son grupos dentro de una sección que estamos muy atentos a ellos y hemos sido muy respetuosos de la manifestación y las demandas que ellos tengan, sin embargo todo tiene que conducirse conforme a la ley y no atropellar los derechos de los demás", indicó.

 

Descartó que por el momento haya riesgo de un paro laboral por parte de los maestros.

 

"Estaremos muy atentos a lo que suceda en el Congreso federal para la aprobación de la Ley del Servicio Educativo Docente y vamos a estar muy atentos a atender estos grupos.

 

Hasta el momento no tenemos ningún riesgo de que vaya haber ningún paro en el magisterio", dijo.