5 de junio de 2013 / 09:05 p.m.

En una misa presidida por el arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, se invitó a la comunidad a renovar su fe.

 

Monterrey • En una emotiva misa a la que asistieron las congregaciones y grupos de movimientos católicos de la entidad, el arzobispo Rogelio Cabrera López celebró anoche el 180 aniversario de la consagración de la Catedral de Monterrey.

En la fiesta, en la que los matachines y mariachis, así como los fuegos artificiales se unieron para festejar el aniversario del templo, el prelado invitó a la comunidad religiosa a renovar la fe, así como a fortalecer el compromiso evangelizador.

De acuerdo a la historia de la Catedral, el 4 de junio de 1833, Fray José María de Jesús Belaunzarán, en ese tiempo Obispo de la diócesis en Monterrey, ofició la consagración del templo, fecha histórica que quedó grabada en una placa conmemorativa ubicada en una columna próxima a la sacristía.

Cabrera López destacó durante la celebración que la Catedral ha pasado por muchos momentos y que ahora forman parte de la vida de los regiomontanos que conforman la congregación de esta catedral.

"Aquí ha ocurrido de todo, lágrimas, alegrías, momentos de persecución, momentos de paz y de tranquilidad, momentos de violencia en el país, la Catedral es siempre elocuente para esta ciudad de Monterrey", afirmó.

Destacó el buen estado de esta parroquia regiomontana, a la cual se le han proporcionado los cuidados necesarios para preservar su estructura que data de mediados del siglo XIX, posee un estilo neoclásico popular y las puertas de madera de Catedral son del último cuarto del siglo XIX.

NOTIMEX