NOTIMEX
5 de noviembre de 2013 / 01:00 a.m.

 

México.- Ser modelo nunca fue la meta de Valeria Mazza, pues tenía 17 años cuando el estilista Roberto Giordano la descubrió y poco a poco la adentró en la moda, mundo que la argentina ha usado para crecer como mujer, como madre y en causas de filantropía.

"Cuando empecé no sabía absolutamente nada de la moda. En 1990 yo vivía en una ciudad pequeña, después me mudé a Buenos Aires, donde estudié Terapia Ocupacional para ayudar a personas con discapacidad, lo cual siempre fue mi vocación.

"Eso es lo que yo pensaba hacer en la vida y no modelo. Por eso cuando participaba en desfiles, no tenía idea de cómo caminar, cómo mirar, que movimientos hacer? ¡Vamos, no sabía nada de la moda!, pero después comprendí que ya estando aquí, debía utilizarlo como un escalón para realizar mis sueños y así fue", relató Valeria Mazza en entrevista con Notimex.

"Conforme pasaban los días, fui conociendo y aprendiendo. Siempre me lo tomé como un trabajo, más que como algo en lo que plasmas tu vanidad. Me preparé no sólo en lo físico sino también mentalmente para que no me catalogaran como una mujer tonta", explicó.

Y las modelos no son tontas, como la sociedad lo supone, aseguró la argentina, "son jóvenes muy chicas, pero nadie lo entiende".

A los 18 años, dijo, "cuando te ponen un micrófono en la boca no sabes decir más que el nombre del chico que te gusta, que te fascina bailar y que deseas tener un auto. Respondes eso porque no tienes experiencia en más cosas y tampoco nadie nos instruía en aquel entonces si tú no tenías el anhelo de prepararte en lo mental".

Valeria Mazza tuvo que lidiar con el prejuicio de mucha gente y después con la soledad, cuando de pasarela en pasarela, se encontraba lejos de casa y sin acompañantes.

"Cuando estás chica, deseas salir de tu hogar y explorar otros mundos, pero después despiertas con la dura realidad de que de ahora en adelante todo depende de ti, que si comes es porque tuviste para pagar la cuenta y que si dormiste en el departamento fue porque te alcanzó para la renta", apuntó.

Experiencias como éstas son las que Valeria Mazza compartió durante su visita a México con las participantes de la final de la cuarta temporada de "Mexico´s Next Top Model", donde junto con la top model y actriz, Jaydy Michel; el fotógrafo Allan Fis; la ex modelo mexicana Glenda Reyna; el experto Oscar Madrazo; y el productor Antonio González De Cosío, elegirán esta noche a la ganadora.

"Para mí es muy lindo formar parte del jurado y a la vez es una gran responsabilidad porque me interesa que la ganadora tenga claro que esta profesión exige una gran responsabilidad, disciplina y empeño. Que si hoy tienen la oportunidad de incursionar en la moda, lo sepan aprovechar y superar las desavenencias".

La súper modelo que ha compartido desfiles con Naomi Campbell, Cindy Crawford y Elle Macpherson, entre otras, y ha sido la imagen de marcas como Valentino, Armani, Chanel, Dolce & Gabbana, Versace y Victoria's Secret, por citar algunas, advirtió que ahora vienen las pruebas más fuertes para la ganadora y las finalistas: "convencer al cliente en los casting".

"Porque de ahora en adelante, ellas se convertirán en las vendedoras de un producto o una marca, por lo que deben transmitir lo mejor de su personalidad".

Es posible que al principio no sean elegidas, subrayó, pero no deben frustrarse al primer intento ni llenarse de dudas.

"Yo fui muy exigente conmigo misma y cuando no me elegían, me deprimía, pero después me levantaba y volvía a intentarlo. Así que, las chicas deben estar preparadas no sólo para el gran momento, sino también para la derrota, y cuando ésta se asome, hay que seguir buscando, tener paciencia y no esperar a que te llamen a tu casa".

Admitió que en sus más de 20 años de trayectoria en el modelaje, infinidad de veces se sintió frustrada, mas nunca pensó en abandonar su carrera:

"El sacrificio es grande porque estás sola, fuera de casa y te esfuerzas por hacerlo lo mejor posible hasta que ves que otra es la que sube a la pasarela, aparece en la portada de la prestigiosa revista o es la modelo del gran fotógrafo. Pero con el tiempo aprendí que todo suma y que también hay que saber decir no, aún en los momentos de desesperación y desempleo".

En la actualidad, Valeria Mazza, de 41 años, aseguró que sigue haciendo realidad sus sueños gracias a la moda.

"Antes que ser modelo, soy mujer, soy madre de cuatro hijos, tres varones y una niña de 14, 11, 8 y 5 años, tengo una bonita familia y uso mi carrera para ayudar a los demás. Además, sigo adelante con mi línea de perfumes, mi revista y mi marca de anteojos? soy feliz", concluyó.