2 de mayo de 2013 / 01:00 a.m.

El líder estatal, Ismael Flores Cantú, señaló que los obreros no están conformes con que se indexen las prestaciones se indexen a sus salarios, pues creen que afectará a sus ingresos.

Monterrey • Los obreros se oponen a un incremento en las cuotas obrero patronales del Seguro Social y a que las prestaciones se indexen al salario, porque se verían afectados en sus ingresos, aclaró el dirigente estatal de la CTM, Ismael Flores Cantú.

Además, coincidió con los representantes del sector empresarial, en el sentido de que una medida así inevitablemente repercutirá en menos creación de empleos, y en riesgo para los ya existentes, pues muchas empresas tenderían a reducir su planta laboral.

En el marco de las celebraciones por el Día del Trabajo, el líder en la entidad advirtió que para los trabajadores es importante que se logre una fórmula que permita salvar al Seguro Social, y a la vez mejorar el servicio que prestan.

"El Seguro Social tenemos que salvarlo porque es un modelo único en todo el mundo, pero también tenemos que ver sus finanzas y su administración responsable, y sobre todo, la atención al derechohabiente que deja mucho que desear y es muy maltratado el trabador que usa hoy en día, los servicios del Seguro Social", puntualizó Flores García.

Consideró injusto que los trabajadores no tengan un servicio de calidad, "y creo que no teniendo un apoyo en el fondo de pensiones, fuera de lo que es las finanzas del instituto, le va a afectar enormemente en su tránsito y se va a colapsar".

El problema de las pensiones que tienen los empleados jubilados del IMSS puede solucionarse creando un fideicomiso para ellos, que a la vez permita que los recursos que recauda vayan encaminados a invertirse en infraestructura y en equipamiento.

Flores Cantú, señaló además el riesgo que representa para los trabajadores si se indexan todas sus prestaciones en el salario.

"Si se gravan precisamente esas prestaciones, obviamente van a afectar las futuras negociaciones que se hagan en los contratos colectivos", aseguró el líder cetemista.

Flores Cantú encabezó los festejos por el Día del Trabajo con una guardia de honor en el Monumento al Obrero.

Tal y como se ha hecho en los últimos dos años, en que se suspendió el desfile obrero, la clase obrera se hizo presente frente a la estatua que se ubica en la Macroplaza, justo en el cuadrante de Zuazua y Padre Mier.

En el evento estuvo el gobernador Rodrigo Medina, las senadoras priistas Cristina Díaz Salazar e Ivonne Álvarez, así como diputados y funcionarios estatales.

Tras el minuto de silencio, la diputada local María de la Luz Campos Alemán leyó el mensaje del cetemio, donde recordó a los caídos en las luchas por lograr los derechos que ahora disfrutan los trabajadores en el mundo.

Acabada la ceremonia, todos los cetemistas se fueron a desayunar en un céntrico restaurante por la avenida Madero, frecuentado en el pasado por su extinto líder Raúl Caballero Escamilla, donde estuvieron las senadoras, los diputados locales y algunos funcionarios estatales.

FRANCISCO ZÚÑIGA