19 de enero de 2015 / 09:31 p.m.

Monterrey.- Que el celular termine en el inodoro, en una piscina o en una bañera es posible, y aunque puede ser que ya no reaccione, cualquier cosa que de esperanza es buena noticia, por eso tenemos algunos consejos:

Lo primero, y por instinto es sacarlo lo más pronto posible del agua y secarlo sin prenderlo, no importa si lo secas con la camiseta, lo importante es secarlo cuanto antes.

Si el móvil se apagó, lo peor que puedes hacer es prenderlo porque puedes generar un corto circuito y si no se apagó, ¡apágalo!

Recuerda que probablemente el agua mojó la batería y la tarjeta SIM, retíraselas y sécalas con cuidado.

Lo siguiente será intentar sacar el agua del interior del dispositivo, para esto tienes varias opciones: usar una aspiradora, sacudirlo un poco, succionar las gotas y colocarlo en algún producto que tenga partículas que absorban la humedad.

Algunas opciones que absorben la humedad son el arroz o la arena para gatos; coloca el celular en un frasco con el arroz (crudo) rodeándolo en un lugar cerrado y seco,  si le da (poca) luz solar es mejor, todo esto durante 24 horas.

Recuerda que darle calor no es muy apto, porque podrías sobrecalentar el celular, no uses una secadora para cabello y no lo pongas directamente al sol por un tiempo prolongado.

Después del proceso prende el celular, puede o no puede funcionar, pero al menos lo intentaste.

FOTO: Especial

TELEDIARIO DIGITAL