4 de marzo de 2013 / 12:35 a.m.

El delantero argentino de Pumas, Martín Bravo salió molesto del estadio, luego de que el árbitro Roberto García Orozco le anulara el gol, que pudo significar el triunfo de su equipo esta tarde sobre el Guadalajara.

"Lamentablemente creo que otra vez nos vemos afectados por el arbitraje y bueno, no queda de otra más que pedir que estén atentos en esos aspectos, a mí me deja con mucha bronca, porque pudo ser el gol del triunfo", señaló el jugador.

Bravo consideró que la falla en la marcación del silbante, fue un error vital para el conjunto universitario, pues pudo ser el 2-1 que le hubiera dado la diferencia en el partido y los tres puntos que los acercaran a los punteros en la tabla general.

"Es un error vital, era para el 2-1, era para irnos al descanso con ventaja y otra vez nos niegan eso, yo creo que los árbitros tienen que estar más atentos", dijo el jugador visiblemente molesto por la anulación de ese gol que consiguió.

Señaló que la Comisión de Árbitros de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), debe poner atención en estos casos, porque se trataba del clásico contra Chivas y que al final terminó por afectar a Pumas.

"Es peor, contra Chivas, en nuestra cancha, en nuestro estadio, te da mucha bronca, porque el equipo siempre tiente que estar remando en contra, con goles que no nos cobran, penales dudosos, tienen que mejorar mucho en ese aspecto", demandó.

"Me voy con mucha bronca, porque era el gol de la definición del partido, por ahí podríamos tener en vez de uno, tres puntos más hoy", mencionó el delantero de Pumas, en entrevista al término del partido en el Olímpico Universitario.

Notimex