6 de marzo de 2015 / 10:58 p.m.

Puebla.- El segundo cuerpo momificado hallado en el Pico de Orizaba está abrazado al primero que fue encontrado por alpinistas. Los restos son frágiles y prácticamente se deshacen al tacto, explicó Hilario Aguilar, jefe de la expedición de rescate en el volcán.

Informó que además se encontraron rastros de un suéter rojo, una chamarra azul cielo y una mochila que sobrevivieron al paso del tiempo desde 1959.

Hilario Aguilar Aguilar, rescatista del grupo Delta de alta Montaña, explicó que el montañista que encontró el cuerpo se negó a dar mayor información sobre la ubicación del cuerpo luego de que la noticia se hizo viral en redes sociales y en medios de comunicación.

El director de Protección Civil de Ciudad Serdán narró que sentían un poco de desilusión, pues habían caminado por varias horas sin que pudieran encontrar algo cuando Hilario pudo detectar el cuerpo, rascaron un poco y se dieron cuenta del segundo cadáver.

La gran sorpresa de la primera foto fue que la mano descubierta era la del otro alpinista del Pico de Orizaba pic.twitter.com/9qzOxQAZil— Chalchicomula (@chalchi_ayto) marzo 6, 2015

Hilario señaló que cuando hicieron algunos movimientos salieron algunos gases tóxicos por lo que ante el riesgo y para preservar la mayor cantidad de indicios sólo se rasco en un metro a la redonda.

Hicieron una especie de chimenea para que los gases fueran saliendo previo a que los cuerpos sean rescatados.

Sobre la identidad de los alpinistas momificados señaló que sólo se tiene conocimiento de la desaparición de los dos alpinistas que fueron sepultados por un alud de nieve en 1958 y aunque hay rumores de que las embajadas de Alemania y Francia han señalado que existen personas de esas nacionalidades; sin embargo en la agencia del Ministerio Público no se tiene conocimiento de las denuncias.

Los cuerpos podrían corresponder a dos personas identificadas como Juan Espinoza y Enrique García, a quien le apodaban "El Calavera", y quienes fueron sepultados por un alud de nieve en 1959.

Explicó que los cuerpos fueron encontrados a 5 mil 270 metros sobre el nivel del mar en la cara noreste del Citlaltepetl, el lugar lo dejaron marcado con una banderola y con las coordenadas exactas para su ubicación.

Señaló que sería de gran ayuda la utilización de un helicóptero para el rescate de los cuerpos y que a la zona conocida como Los Nidos Altos, ubicado a 4 mil 900 metros sobre el nivel del mar, se podría hacer el aterrizaje.

Hilario Aguilar Aguilar señaló que se necesitarían aproximadamente ocho especialistas en rescate de alta montaña con el equipo adecuado, pues se trata de una zona peligrosa.

Por lo que rescate dependerá de las instrucciones del agente del Ministerio Público, los recursos técnicos y humanos y de las condiciones del clima que pueden cambiar en muy poco tiempo en la parte alta de la montaña.

BAJARÁN LOS CUERPOS EL FIN DE SEMANA

Sera entre el viernes y el sábado cuando se realice una nueva expedición mientras logran establecer la logística de ascenso y descenso.

Hilario Aguilar, rescatista del Grupo Delta de Alta Montaña de Chalchicomula de Sesma informó que la expedición inició el jueves a las 5 de la tarde y que junto a dos compañeros se realizó un barrido en la zona del glaciar en donde encontraron los dos cuerpos.

Además añadió que los cuerpos quedaron en la montaña porque se requiere un tratamiento especial para bajarlos.

Trascendió que los cuerpos estaban unidos con una cuerda como medida de seguridad y se presume que esa fue la causa de que los encontraran juntos.

FOTO: Reuters

DANIEL HERNÁNDEZ/ MILENIO La gran sorpresa de la primera foto fue que la mano descubierta era la del otro alpinista del Pico de Orizaba pic.twitter.com/9qzOxQAZil— Chalchicomula (@chalchi_ayto) marzo 6, 2015