28 de octubre de 2013 / 12:53 a.m.

El mediocampista Blaise Matuidi anotó un gol fortuito hacia el final del tiempo de compensación y el París Saint-Germain mantuvo su récord invicto y el liderato de la liga francesa de fútbol tras recuperarse de una desventaja de 2-0 para empatar el domingo por 2-2 ante Saint-Etienne.

Previamente, el colombiano Radamel Falcao anotó su octavo gol de la temporada en la victoria del Mónaco por 2-1 sobre un débil Lyon, lo que permitió al club monegasco rebasar provisionalmente al París Saint Germain.

PSG fue sacudido por un conjunto de Saint-Etienne que jugó sin temor y arrebató la iniciativa al equipo del director técnico Laurent Blanc. La temporada pasada, Saint-Etienne ganó como visitante a PSG, le empató en casa y lo eliminó en los cuartos de final de la Copa de Liga; el domingo tomó totalmente el control con goles de Benjamin Corgnet y Romain Hamouma.

Pero después de que Fabien Lemoine dejó el juego a los 58 minutos, PSG anotó 10 minutos después con disparo del goleador Edinson Cavani, y luego Matuidi superó al portero Stephane Ruffier con un tiro bombeado.

PSG, que va invicto en 29 partidos, tiene 25 puntos, igual cifra que Mónaco, pero mejor diferencia de goles.

En el juego del Mónaco, el mediocampista Mounir Obbadi dio la ventaja al marcar su primer tanto de la campaña a los 28 minutos. El portero del Lyon Anthony Lopes rechazó un tiro de esquina pero el balón cayó a Obbadi quien desde fuera del área prendió el esférico de volea y lo colocó en el ángulo derecho.

Falcao, quien no había anotado en los tres juegos previos de la liga, agregó otro gol a los 36, al apoderarse de un pase largo que fue desviado por el mediocampista Joao Moutinho. El "Tigre" corrió por el área chica y colocó suavemente el balón por encima de Lopes.

"Falcao trabaja duro por el bien del equipo. Baja para recuperar y trata de mantener el balón arriba", reconoció el técnico del Mónaco, Claudio Rainieri. "Todos deberían tratar de ayudarle más".

La semana pasada, el Lyon dejó ir una ventaja de 2-0 ante el Sochaux y ahora volvió a lucir vulnerable. Bafetimbi Gomis anotó a los 62 minutos con un remate de cabeza pegado a un poste.

Pese a que su desempeño pareció mejorar en el segundo tiempo, la campaña se le está complicando al siete veces campeón, que sólo ha ganado dos de sus últimos 14 cotejos en todas las competiciones.

Por la mañana, Burdeos venció 2-0 al Montpellier, que se quedó con 10 hombres, gracias a los goles del atacante Cheick Dibate y el alero Ludovic Obraniak. El equipo logró su segunda victoria en tres partidos y avanzó al 13er en la tabla mientras el Montpellier está en el 15to.

Montpellier quedó en desventaja tras la expulsión de Yassine Jebbour a los 18 minutos por juego peligroso contra el argentino Lucas Orban.

No obstante, los locales tuvieron dificultades para aprovechar su superioridad y hasta los 76 minutos cayó el gol de Diabate, a pase de Nicolas Maurice-Belay. Obraniak selló el triunfo con un gol en tiempo de descuento.

AP