17 de julio de 2013 / 03:53 p.m.

 

El round más incómodo que enfrentará Mayweather este 2013 será cortesía de Canelo Álvarez, pero será debajo del ring. La empresa Mayweather Promotions, LLC. con sede en Las Vegas, ha recibido un citatorio judicial para que este 18 de julio por la mañana presente pruebas de su relación con Canelo Álvarez y Golden Boy Promotions como parte de la demanda de All Star Boxing, Inc. contra Canelo y Golden Boy Promotions, LLC.

Dicho citatorio fue entregado en la sede de Mayweather Promotions, LLC. en Greenberg Traurig, en el 3773 Howard Hughes Parkway Suite 400 Norte en Las Vegas, Nevada, y ordena al responsable de los archivos "o cualquier otra persona cualificada", a "presentarse como testigo y dar testimonio" el jueves 18 de julio a las 9:30 horas en las oficinas del servicio de litigación en el mismo complejo.

En la diligencia firmada por el actuario de la corte Walter Abrego-Bonilla, el 1 de julio de 2013, se ordena a la persona designada por Mayweather Promotions, LLC. presentar "cualquier documento correspondiente a la promoción del evento de box entre Floyd Mayweather y Canelo Álvarez, incluyendo, sin limitar, los acuerdos para la promoción y/o co-promoción".

Hay que recordar que All Star Boxin, de Tutico Zabala, demandó en 2009 a Golden Boy Promotions, de Oscar de la Hoya, por interferir entre Canelo Álvarez y su empresa, con quien el jalisciense firmó el 15 de septiembre de 2008 un contrato por cuatro años para ser representado por Zabala y All Star Boxing en Estados Unidos.

Dicha demanda (con el número de caso: 10-25018 CA 31) lleva en proceso desde entonces y en ella ya han declarado tanto Oscar de la Hoya, como Saúl Álvarez ante un juez en Los Ángeles, donde Canelo es residente. La principal excusa judicial de Golden Boy Promotions fue que Rafael Mendoza engañó al boxeador jalisciense haciéndole pensar que el contrato que firmaba con All Star Boxing era en realidad un trámite de visado, versión que la juez Abby Cynamon, del Tribunal del Circuito Judicial del Condado de Miami-Dade martes 5 de febrero de 2013 desestimó en un intento de Golden Boy por el contrario demandar a Rafael Mendoza y exculpar a Saúl Álvarez.

Un año antes, Saúl Álvarez había declarado en Nueva York que no sabía que firmaba para All Star Boxing, pero en la misma diligencia ante la pregunta: "¿Peleó usted para All Star Boxing después de firmar un contrato de promoción?", Canelo respondió: "Sí".

Así que ahora Floyd Mayweather a través de su empresa, tendrá que responder en un juzgado sobre su relación con Golden Boy Promotions y Canelo Álvarez, sujetos de la demanda que sigue abierta en Miami por Tutico Zabala y su empresa y ahora deberá presentar "cualquier documento correspondiente a la licencia del evento boxístico entre Floyd Mayweather y Canelo Álvarez".

Pero la estrategia de los abogados de Tutico Zabala, el despacho Zarco Einhorn Salkowski & Brito, liderados por Alejandro Brito, es no dejar lugar a dudas de que hay una relación contractual con los demandados por parte de Mayweather al que le piden además presentar "cualquier correspondencia entre Saúl Álvarez, o quien se ostente como representante de Saúl Álvarez, y Mayweather Promotions correspondiente a la promoción del evento boxístico entre Floyd Mayweather y Saúl Álvarez".

Este jueves también tendrán que presentar cualquier "registro financiero (incluyendo transferencias electrónicas, cheques cancelados, hojas de balance, etc.) que reflejen pagos a Saúl Álvarez, Mayweather Promotions o cualquier entidad, compañía o individuo correspondiente" a la función The One.

Se buscó a Golden Boy Promotions, a través de su departamento legal al teléfono 001 213-489-5631 de Los Ángeles, y un hombre que no quiso identificarse a la petición de una declaración sobre el tema y su postura oficial sólo dijo: "Sobre ese tema no comento", y terminó con la llamada.

Así las cosas, Floyd Mayweather podrá añadir un episodio judicial más a su vida, después de que en 2011 fuera sentenciado a 90 días de cárcel por violencia doméstica, y el primer round de la función The One se dará en la Corte del Circuito 8 de Las Vegas.

Marco Islas