27 de febrero de 2013 / 03:54 p.m.

En ceremonia encabezada por Margarita Arellanes. Se apoyará a los deudos para construir un memorial, aseguró la edil regiomontana.

 

Monterrey.- Una disculpa pública por las omisiones o errores en que pudo haber incurrido el municipio de Monterrey derivado del ataque al Casino Royale, ofreció ayer la alcaldesa Margarita Arellanes Cervantes.

El acto, realizado a las 17:30 en el Museo Metropolitano de Monterrey, fue derivado de la aceptación que hizo esta autoridad a las recomendaciones que a su vez le hizo la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

La edil señaló que se disculpaba por las omisiones en que pudo haber incurrido el municipio en la administración pasada, al igual que el Gobierno Federal y el estatal, y que pudieron haber ayudado a evitar la tragedia.

Dijo que los tres niveles de gobierno habrán de asumir su responsabilidad histórica por las omisiones que pudieron vulnerar el derecho a la vida.

En el evento estuvieron presentes familiares de las 52 víctimas que murieron en el ataque al casino Royale el 25 de agosto de 2011, además de funcionarios municipales.

“"Ninguna acción será suficiente para sanar tan grande herida, es por eso que es un deber moral de todos los niveles de gobierno reconocer las omisiones que existieron y pudieron haber evitado tan grande tragedia.

“"A nombre del municipio de Monterrey asumo el compromiso que todos los actos de este gobierno están y estarán dentro del marco de la legalidad, a nombre del municipio de Monterrey ofrezco una sincera disculpa por los actos y omisiones que se pudieron haber cometido a todos los familiares, a toda la sociedad regiomontana, nuevoleonesa y mexicana. Las palabras no son suficientes, el permanente cumplimiento de la ley es la verdadera disculpa hacia todos”", dijo.

Al concluir su mensaje, la alcaldesa saludó de manera individual a cada uno de los deudos de las víctimas que acudieron al acto.

Mencionó que los apoyarán en el memorial que buscan construir a manera de homenaje a sus familiares.

Audiencia con Peña Nieto

Samara Pérez, representante de los familiares de las víctimas, dijo que una disculpa pública sienta un precedente que no se había tenido antes.

Insistió en que desean la construcción de un memorial para homenajear a las personas que fallecieron en el casino, pero quieren que sea en ese lugar, y no en otro.

"“Esto obviamente para las familias no cura la herida, pero sí nos abre un poco de luz y esperanza para saber que sí podemos contar con el municipio, vamos a tocar las puertas y van a escucharnos. Esperamos de todas las autoridades federales, municipales y estatales que cumplan todo lo que la Comisión Nacional de derechos Humanos y la Estatal de Derechos Humanos dio como recomendaciones, como mínimo”".

"“Obviamente las familias pedimos que (el memorial) sea en el lugar donde se dieron los hechos”", dijo.

Solicitó públicamente una audiencia con el presidente Enrique Peña Nieto para tocar este tema.

RICARDO ALANÍS