17 de enero de 2013 / 02:26 p.m.

Monterrey • Para evitar que los elementos de la Policía de Monterrey actúen de forma incorrecta con los ciudadanos, como sucedió en el municipio de Santa Catarina, la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, dijo que pondrán especial atención en la capacitación que se brinda a los uniformados.

“"En la última sesión de ayuntamiento se acordó firmar un convenio con la Comisión Estatal de Derechos Humanos, no nada más para el personal de las corporaciones de Policía, sino en general al personal que atienda a los regios.

“"En este caso en particular los policías o tránsitos son los que tienen el contacto más directo con la ciudadanía, por eso pondremos especial atención en la capacitación que habrán de llevar y la concientización del trato digno y responsable que deben dar a los regiomontanos"”, aseguró.

Agregó que actualmente está haciendo un análisis de las corporaciones policiacas con el fin de darles las herramientas de capacitación adecuadas, pero por lo pronto continuará la presencia de las fuerzas armadas en la calle.

“"Estamos formando elementos civiles capacitados para que al tener el número de elementos con la capacitación adecuada, las fuerzas armadas se puedan retirar, estamos aún en ese proceso y sería muy prematuro hablar que se puedan a retirar"”, dijo.

La edil señaló que la percepción que tiene la gente sobre las corporaciones es buena, pero debe mejorarse, logrando que los ciudadanos conozcan a los encargados de la seguridad de las colonias.

“"Sin lugar a dudas ha mejorado, lo que estamos buscando es que esta Policía de Monterrey, que debe ser de proximidad, la gente quiere que regrese la policía de barrio, quieren conocer directamente quiénes son las personas que están patrullando y en la medida que podamos ampliar el numero de elementos, la cobertura de policías en esa medida se logrará una mayor confianza de los regios"”, indicó.

ZYNTIA VANEGAS