18 de marzo de 2013 / 12:59 a.m.

Monterrey.- • Antes de entrarle de lleno a la “"tarea monumental"” que representa el Barrio Antiguo, según la consideración del Gobierno estatal, el municipio de Monterrey primero entrará en la fase de consulta pública de su plan maestro para los siguientes años.

Este proyecto, aseguró la alcaldesa Margarita Arellanes Cervantes, determinará los usos de suelo para la zona histórica, además de marcar la pauta para el desarrollo en el resto de la ciudad.

La fecha estimada de arranque será en las postrimerías del mes de abril, reveló la propia alcaldesa regiomontana.

“Para eso es precisamente nuestro Plan de Desarrollo Urbano; esa va a ser nuestra herramienta maestra en cuanto a uso de suelo, densidades, inclusive las paletas de colores de cómo queremos ver físicamente el espacio: esa va a ser nuestra parte rectora.

“"Ya estamos preparando lo que es la consulta, por eso hemos tenido acercamiento no nada más con los vecinos de ese sector, sino con todos los involucrados en la vida del centro de Monterrey; estamos hablando que para finales de abril ya la podemos estar iniciando", detalló.

Milenio Monterrey dio a conocer la ambivalencia que priva en el Barrio Antiguo, que cuenta con viviendas con alto valor histórico y artístico, pero se encuentran invadidas por el abandono, el grafitti y las huellas del paso de los años.

Arellanes Cervantes refirió que la solución a este problema, englobada dentro del proyecto de regeneración, será planteada primero a los vecinos y se consensuará con ellos cualquier movimiento que implique una mejora para este sector.

“"Estamos ahí de manera permanente dialogando con ellos y escuchando los puntos de vista... estamos socializando el mismo proyecto y también estamos integrando aquellas ideas o propuestas que ellos tienen.

“"El proyecto no le pertenece a una persona o un solo grupo de personas, (ni) a un nivel de gobierno, este proyecto nos pertenece a todos los regiomontanos"”, sentenció.

Por ello, reclamó a los detractores del plan de regeneración que en lugar de presentar sus quejas y contras hagan lo propio entregando propuestas de utilidad para su aplicación dentro de las obras.

Sobre el esquema financiero que costeará los trabajos, se informó que el municipio aportará recursos propios y algunas empresas realizarán donativos a este propósito, pero la alcaldesa no pudo precisar un monto global de ambos rubros.

“"Va a variar, dependiendo también de este nuestro plan rector... la parte fundamental es la parte social"”, concluyó.

LUIS GARCÍA